Megapreocupación por nanotecnología

Una crema destapada
Image caption La nanotecnología se ha abierto espacio dentro de la industria de los cosméticos.

Las cremas antiarrugas hoy en día prometen la juventud eterna. Pero ¿qué pasa si, aunque le estiren la piel, le dañan el resto del cuerpo?

Muchos de los grandes avances en el campo de la cosmetología de los últimos tiempos se lograron gracias a la nanotecnología, la ciencia que manipula átomos y moléculas a una nanoescala (un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro).

Y lo ultramicroscópico no sólo está presente en los cosméticos. Actualmente, hay más de mil productos de uso masivo hechos con nanopartículas en el mercado. Pese a ello, no hay certeza de cuáles son sus efectos en los consumidores.

"Si usted me pregunta si estamos preocupados, le diría que claro que sí", le dijo a BBC Mundo el físico Jordi Pacual, director del Instituto Catalán de Nanotecnología.

Del otro lado del Atlántico, en el laboratorio de nanotecnología de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, el doctor Nicola Batina también expresó preocupación.

"Sabemos muy poco. ¿Puede una nanopartícula, un nanofármaco que estrictamente ataca células de cáncer, quedarse en otra parte del cuerpo y provocar otra enfermedad? No lo sabemos. Especulamos, investigamos, pues queremos saber los riesgos potenciales", le señaló Batina a BBC Mundo.

"Vemos nanocremas, shampoos con nanopartículas en el mercado, pero no hay estudios serios sobre el posible daño que pueden causar. Por eso, expertos de muchos países, entre ellos de América Latina, han hecho un llamado urgente para que se haga una regulación del uso de las nanopartículas. Es una necesidad global".

Apertura

Por medio de nanopartículas (microscópicos fragmentos similares al polvo con diámetros inferiores a 100 nanómetros, es decir la milésima parte del grosor de un cabello humano), industrias como la de los alimentos, los cosméticos, los fármacos y los equipos deportivos crean productos que consumimos a diario.

De acuerdo con el experto catalán, los centros de investigación de nanotecnología quieren que la sociedad esté enterada en todo momento sobre lo qué se está haciendo, "sin ocultar nada".

"Por eso, la Unión Europea dedica esfuerzos y dinero para que se estudie la toxicidad (de las nanopartículas), para que se difundan sus beneficios y se controlen sus efectos adversos".

A la preocupación de los científicos y de algunos gobiernos, se unen los grupos conservacionistas.

En conjunto piden que haya una mayor regulación de las actividades relacionadas con la nanotecnología en diferentes frentes: los consumidores, los productos, el personal que manipula esos productos y el medio ambiente.

Etiquetas

El etiquetado de los productos, que es la información que las compañías ponen a la disposición del público, está en la mira.

Image caption Se estima que en los próximos años, la industria de la nanotecnología supere los US$2,5 billones.

"Creo que en este aspecto hay un abuso. Lo que muchas empresas colocan (en los productos) es: ‘esto lleva un componente nano’, pues muy a menudo la etiqueta nano es lo que vende. Pero, yo la vería con reservas. Lo importante es explicar los beneficios que trae el hecho de que sea nano", señaló Pascual.

Los investigadores de nanotecnología, explicó Batina, saben que el tamaño de las nanopartículas es un factor que determina el impacto que tendrán en el organismo.

"Cuando compras un producto que tiene nanopartículas, no ves el tamaño de las partículas, no ves con qué metodología se hizo. Lo que hay en la etiqueta es una información muy general: ‘se usó nanotecnología’. En el futuro, debemos tener especificado qué contiene el producto y cómo se preparó", dijo Batina.

Polémica

En el caso de las cremas corporales producidas con nanopartículas existe una controversia.

Por una parte, algunos expertos señalan que esas sustancias no penetran profundamente en el cuerpo como para que se difundan por los tejidos, sino que después de cierto tiempo hay un proceso de descamación cutánea y se produce una regeneración de las células.

Otro grupo de especialistas indica que no están claros sus efectos, pues no hay investigaciones.

"Hablar, en estos momentos, de los efectos de una crema en específico es imposible. Ni siquiera existen procedimientos de cómo verificar posibles riesgos. Todo está en fase de desarrollo", dijo Batina.

La misma polémica se traslada a la producción de algunos equipos deportivos.

"De haber un riesgo en el caso de los objetos, como las raquetas de tenis, sería a largo plazo. Las partículas o los nanotubos que se incorporan a un material quedan dentro. En unos años, cuando ese objeto sea desechado, veremos si la nanopartícula se segrega o qué pasa con ella", le dijo Pascual a BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.