Última actualización: jueves, 7 de enero de 2010 - 14:51 GMT

El cuadrúpedo más antiguo de la Tierra

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Científicos descubrieron la evidencia más antigua de animales cuadrúpedos que caminaron sobre la tierra.

Se trata de huellas fosilizadas de criaturas de cuatro extremidades que, se cree, vivieron hace unos 397 millones de años.

El fósil, afirma la investigación publicada en la revista Nature, incluso conserva las impresiones que dejaron los "dedos"de sus pies.

Esto significa, afirman los investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, que los vertebrados terrestres aparecieron unos 18 millones de años antes de lo que se pensaba.

El fósil fue descubierto en una cantera en el sureste de Polonia.

El más antiguo

"Este lugar ha producido lo que creo es uno de los fósiles más interesantes que he encontrado en mi carrera como paleontólogo" dijo a la BBC el doctor Per Ahlberg, quien participó en la investigación.

"Son huellas fosilizadas que nos muestran la evidencia más antigua de cómo nuestros antepasados salieron del agua para dar sus primeros pasos en la tierra", explica el científico.

El tetrápodo de Zachelmie (Nature)

Así dejó sus huellas el tetrápodo de Zachelmie.

En el pasado ya se han identificado varios rastros en la cantera de Zachelmie en las montañas de la Santa Cruz.

Estos rastros representan los movimientos de muchos animales que se trasladaban en lo que pudo haber sido una zona tropical cubierta de barro a mediados del período Devónico de la Era Paleozoica.

Varios bloques de roca sedimentaria tienen impresiones que varían en su tamaño y detalles.

Algunas hendiduras muestran los pisoteos de sucesivos animales, pero otras retienen las características delicadas de las plantas y dedos que las crearon.

Los animales, dicen los investigadores, tenían una apariencia similar a los cocodrilos y vivieron una existencia como la de los anfibios. Pero sus formas específicas de animales no aparecieron sino hasta millones de años después.

Las dimensiones de las huellas sugieren que algunos individuos tenían más de dos metros de largo.

El equipo de científicos polacos y suecos analizó los patrones de los rastros para reconstruir la forma como las antiguas criaturas pudieron haberse trasladado moviendo la "cadera", "hombros" y "rodillas".

Esto confirma que sólo verdaderos animales de cuatro extremidades -llamados terápodos- pudieron haber dejado esas marcas.

La teoría de la evolución establece que las primeras criaturas terrestres evolucionaron de los peces que tenían pares de aletas lobuladas.

El momento preciso de esta transición ha sido motivo de amplios estudios en años recientes.

Transición

Las huellas fosilizadas de Zachelmie (Foto: P. Ahlberg)

El hallazgo cambia la historia de la emergencia de los vertebrados terrestres.

Los paleontólogos creen que hubo una transición rápida pero gradual entre el agua y la tierra.

Quizás el fósil más notable en esta transición es un organismo llamado Tikaalik roseae que tenía características intermedias entre peces y tetrápodos.

Pero el Tikaalik vivió hace 375 millones de años y aunque existen fósiles de transición un poco más antiguos, los terápodos de la cantera de Zachelmie rompen claramente con esa cronología.

"El descubrimiento de los rastros del período más antiguo del Eifeliano (en el Devónico Medio) hace 379 millones de años, retrasa la divergencia entre peces y vertebrados de cuatro extremidades en unos 18 millones de años o más" dijo a la BBC el doctor Philippe Janvier del Museo Nacional de Historia Natural en París.

"Creo que ahora podemos establecer esa divergencia en la etapa Emsianiana en el Devónico Inferior hace unos 400 millones de años. Esto es sorprendente, pero es lo que nos dice la evidencia fósil", afirma el investigador.

Otra sorpresa en la investigación es el reconocimiento de que esos tetrápodos vivieron en un ambiente marino, quizás en una laguna de coral.

Hasta ahora el origen favorito de la emergencia de los tetrápodos habían sido los ambientes pantanosos, como los deltas o lagos donde dominaba el agua dulce.

Según los científicos esta nueva explicación tiene sentido porque pudo haber permitido a los antepasados marinos de los tetrápodos gradualmente adquirir capacidades terrestres mientras tenían acceso a una nueva fuente de recursos alimenticios que dejaban en la orilla las mareas.

"En una zona intermareal se puede obtener un verdadero bufé dos veces al día" afirma el doctor Ahlberg.

"Cada vez que la marea sube deja tras de sí una línea de desperdicios de animales muertos y moribundos. Todo esto quedaba allí sólo para que los vertebrados, nuestros antepasados, emergieran a la playa y los recogieran", agrega el científico.

Huellas de tetrápodos (Foto: Per Ahlberg/Nature)

Algunas de las huellas conservan todos sus detalles.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.