Cuidado con el humo de "tercera mano"

Fumador
Image caption El humo deja residuos en la ropa, piel y muebles que liberan agentes carcinógenos.

Los residuos del humo de tabaco que perduran en virtualmente todas las superficies mucho tiempo después de que el cigarrillo fue extinguido, liberan agentes agentes carcinógenos, advierten expertos.

Según los investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, en California, Estados Unidos, estos residuos reaccionan con las sustancias contaminantes del aire en ambientes interiores y producen peligrosos compuestos que pueden causar cáncer.

Los investigadores llevaron a cabo pruebas en el laboratorio y encontraron "niveles sustanciales" de toxinas en el material que ha sido expuesto al humo de tabaco, como muebles, ropa y la piel.

Y afirman que aunque los fumadores han sido "desterrados" hacia el exterior para reducir el humo de segunda mano, los residuos del tabaco que permanecen con ellos entran a los ambientes interiores donde el humo de tercera mano puede volverse perjudicial.

Combinación peligrosa

Los científicos afirman en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) (Actas de la Academia Nacional de Ciencias), que las manchas de nicotina en la ropa, muebles y papel tapiz pueden reaccionar con un contaminante común en ambientes interiores, llamado ácido nitroso, para generar peligrosos compuestos químicos llamados nitrosaminas específicas del tabaco o TSNA.

El ácido nitroso es una sustancia contaminante emitida por los electrodomésticos de gas donde no hay ventilación.

En la investigación, los científicos descubrieron que las superficies contaminadas expuestas a cantidades "altas pero razonables" de ácido nitroso se elevó 10 veces el niveles de TSNA.

También encontraron rastros importantes de TSNA dentro de las superficies de un camión que pertenecía a un fumador empedernido.

"Cuando se quema el tabaco se libera nicotina en forma de vapor que se absorbe dentro de las superficies interiores, como paredes, pisos, alfombras, cortinas y muebles" afirma el profesor Hugo Destaillats, quien dirigió la investigación.

"La nicotina puede perdurar en esos materiales durante días, semanas e incluso meses. Nuestro estudio muestra que cuando esta nicotina residual reacciona con el ácido nitroso del ambiente forma los carcinógenos TSNA".

"Los TSNA son unos de los carcinógenos que actúan de forma más extensa y más potente presentes en el humo de tabaco y en el tabaco sin quemar", expresa.

Niños en riesgo

Según los científicos, los niños son particularmente susceptibles a este humo de tercera mano porque es probable que respiren estas superficies de forma cercana o incluso las chupen.

"Fumar en el exterior es mejor que fumar en el interior" afirma Lara Gundel, otra de las investigadoras.

Image caption Los niños son los más susceptibles al humo de tecera mano.

"Pero los residuos de nicotina se adhieren a la piel y ropa del fumador. Estos residuos siguen al fumador hacia el interior y allí se propagan a todas partes".

"El mayor riesgo son los niños. Cuando el fumador regresa al interior es probable que ocurra una adherencia dérmica de nicotina a través de la piel de un niño si en el aire hay ácido nitroso, y a menudo hay, y después se formarán los TSNA", agrega.

Los científicos están llevando a cabo más investigaciones para entender mejor qué efectos provocan los TSNA en el ser humano.

Los investigadores expresan que el humo de tercera mano es un peligro a la salud que no ha sido reconocido y sugieren que fumar en los hogares y en los vehículos debe prohibirse totalmente para eliminar este riesgo.

Según Ed Young, portavoz de la organización Cancer Research UK, el estudio ofrece nueva información sobre otro nivel de peligro que se desprende del humo del tabaco.

"Ya hay evidencia clara de los efectos nocivos del humo de segunda mano en los niños, especialmente en los hogares y autos".

"El paso más importante que pueden dar los padres para proteger a sus hijos de los peligros del humo es crear un ambiente libre de tabaco en sus casas y autos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.