Hacia terapias personalizadas de cáncer

Científicos desarrollaron una prueba genética capaz de identificar cuáles pacientes con cáncer podrán beneficiarse con ciertos tratamientos de quimioterapia.

Image caption El análisis identifica a seis genes responsables de que el fármaco funcione.

El análisis identifica a seis genes que son responsables de que un fármaco funcione o no, señala el equipo internacional de investigadores en la revista The Lancet Oncology.

Y esto, agregan, permitirá a los médicos suministrar el tratamiento sólo a la persona que tiene más probabilidades de beneficiarse con las medicinas.

Según los investigadores, el proyecto internacional, que incluye a científicos de la organización Cancer Research Uk, abre la posibilidad de que este tratamiento para cáncer de mama sea cada vez más "personalizado" y dirigido específicamente a las mujeres que responderán mejor.

Los científicos esperan que la prueba pueda ser utilizada también para tratamientos de otros tipos de cáncer.

Efectividad

Los investigadores comenzaron analizando 829 genes de células cancerosas de mama y fueron reduciendo las posibilidades hasta identificar a los genes que pueden ser utilizados para predecir la efectividad de un fármaco de quimioterapia llamado paclitaxel.

Para encontrar cuáles son los genes -que faltan o están defectuosos- que evitan que el fármaco funcione, los investigadores fueron suprimiéndolos uno por uno en células cancerosas en el laboratorio.

Eventualmente lograron identificar a seis genes que si están ausentes o no funcionan adecuadamente pueden evitar que el paclitaxel trabaje matando a las células cancerosas.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común en mujeres en muchos países del mundo y en el Reino Unido, cerca de 15% de estas pacientes con tratadas con paclitaxel (conocido en Estados Unidos como taxol).

El fármaco también está aprobado para usarse como tratamiento para cáncer ovárico, de pulmón y sarcoma de Kaposi.

Image caption Se espera que la prueba pueda usarse también con otros tratamientos.

Los científicos creen que con la nueva prueba potencialmente se podría evitar dar este tratamiento a cerca de la mitad de las mujeres que actualmente lo reciben y con las que no resulta efectivo.

Tal como expresa el doctor Charles Swanton, jefe de terapia de cáncer translacional del Instituto de Investigación de Cáncer de Cancer Research UK, uno de los mayores desafíos en la medicina oncológica es determinar cuáles pacientes se podrán beneficiar con cuáles tratamientos específicos de quimioterapia, que son muy tóxicos y que provocan severos efectos secundarios.

"Nuestro estudio demuestra que ahora es posible identificar rápidamente los genes que evitar que las células cancerosas sean destruidas por los medicamentos anticancerosos" expresa el investigador.

"Y utilizar estos mismos genes para predecir qué pacientes se beneficiarán con tipos específicos de tratamientos".

Personalizados

Los científicos planean llevar a cabo más estudios para ver si es posible desarrollar la técnica en una simple prueba de diagnóstico que ayude a los médicos a decidir si deben recetar o no el paclitaxel.

Según el doctor Swanton, el desafío ahora es poder aplicar este método a otros fármacos utilizados en medicina oncológica.

"Esto podría incluir tratamientos que actualmente son considerados muy costosos para el Servicio Nacional de Salud (NHS)" dice el experto.

"Pero si en el futuro tratamos sólo a los pacientes que se beneficiarán con ciertos tratamientos se podrá ahorrar dinero a largo plazo", agrega.

Otros expertos afirman que este tipo de técnicas pueden permitir "personalizar" los fármacos a cada paciente, lo cual potencialmente podría mejorar la supervivencia a largo plazo.

Para la identificación de genes, los científicos usaron una técnica llamada interferencia por ARN en la cual los genes se "encienden" o se "apagan" para ubicar a las moléculas que son portadoras de sus instrucciones codificadas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.