Última actualización: lunes, 8 de marzo de 2010 - 14:54 GMT

Nueva técnica para salvar a prematuros

Un nuevo tratamiento que "lava" los cerebros de bebés muy prematuros podría ayudar a mejorar su supervivencia y evitar discapacidades a largo plazo, afirma un estudio.

Bebé prematuro

Una de las complicaciones de los bebés prematuros es la hemorragia cerebral.

Una de las complicaciones más temidas con los bebés que nacen prematuramente es la hemorragia cerebral.

Las hemorragias pueden causar lesiones en el cerebro en desarrollo lo que puede conducir a parálisis cerebral, graves dificultades de aprendizaje y muerte.

Casi la mitad de los bebés que tienen hemorragias sufren un trastorno conocido como "hidrocefalia", con el cual se acumula líquido cerebroespinal en el cerebro causando que éste se expanda.

Los científicos de la Universidad de Bristol, Inglaterra, descubrieron que con el nuevo tratamiento -que requiere drenar el cerebro de este líquido mientras se introduce nuevo fluido- se puede reducir ese riesgo.

La técnica se lleva a cabo durante varios días y requiere continuo monitoreo para asegurar que la presión en el cerebro del bebé no se eleva demasiado, señalan los científicos en la revista Pediatrics.

Muy prematuros

El tratamiento se utiliza sólo con los bebés más prematuros que han sufrido hemorragias severas y están en riesgo de hidrocefalia.

El tubo colocado atrás se usa para drenar toda la sangre y el líquido que está provocando presión, y el tubo delantero se usa para introducir líquido "limpio", similar al líquido cerebroespinal natural que produce el cerebro

Prof. Andrew Whitelaw

Hasta ahora el tratamiento estándar con estos bebés requiere la inserción continua de agujas en la cabeza o espina dorsal para reducir la presión causada por la acumulación de líquido. Esto se lleva a cabo durante varios meses hasta poder implantar un shunt cerebral permanente (una válvula que desvía el líquido del cerebro al corazón o abdomen).

Ahora sin embargo, el nuevo estudio llevado a cabo con 77 bebés, encontró que el nuevo tratamiento, llamado Drift, es más efectivo.

"Los bebés prematuros están particularmente en riesgo de hemorragia porque en las etapas medias del embarazo, el feto tiene muchos vasos sanguíneos muy frágiles en el centro del cerebro" explica el profesor Andrew Whitelaw, profesor de medicina neonatal quien dirigió el estudio.

"Estos vasos sanguíneos se contraen cuando termina la gestación, por eso las hemorragias son muy raras en los bebés que nacen después de las 40 semanas".

Menos discapacidad

En la investigación los científicos encontraron que de los 39 bebés que recibieron el nuevo tratamiento, 54% habían muerto o estaban severamente discapacitados antes de cumplir dos años, comparado con 71% de los que recibieron el tratamiento estándar.

"El tratamiento consiste en colocar en el bebé previamente anestesiado dos catéteres en los ventrículos, que son los espacios en el centro del cerebro, uno al frente en el lado derecho y otro atrás en el lado izquierdo" explicó a la BBC el doctor Whitelaw.

Bebé prematuro

La nueva técnica requiere drenar el líquido cerebroespinal e introducir fluido limpio.

"El tubo colocado atrás se usa para drenar toda la sangre y el líquido que está provocando presión, y el tubo delantero se usa para introducir líquido "limpio", similar al líquido cerebroespinal natural que produce el cerebro".

"De manera que cuando comienza el drenaje, el líquido que sale del cerebro tiene un color como de bebida de cola y gradualmente se va aclarando. Cuando el líquido comienza a verse como claro como el agua entonces detenemos el tratamiento".

Esto puede tomar desde tres días hasta una semana, agrega el investigador.

"Como se trata de un bebé muy prematuro es una técnica muy difícil y el personal médico debe estar continuamente monitoreando al bebé durante todo el tiempo que dure el tratamiento" dice el profesor Whitelaw.

Por su parte el neurocirujano pediátrico Ian Pople, quien también participó en la investigación, expresa que "ésta es la primera vez que un tratamiento en el mundo demuestra ser beneficioso para estos bebés tan vulnerables".

"Y esperamos que en un futuro muy cercano podamos ofrecerlo en los servicios de salud".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.