Cambios en la tensión arterial, indicio de derrame

Un médico le toma la presión arterial a un paciente (Foto: Archivo)
Image caption Los pacientes que toman medicamentos para la hipertensión no deben abandonar el tratamiento.

Las personas con hipertensión ocasional tienen un mayor riesgo de padecer derrames cerebrales que aquellos pacientes que tienen hipertensión sistémica, sugiere un nuevo estudio.

Bajo las guías actuales, los médicos se centran en medir el promedio de los niveles de la presión arterial con el fin de detectar y prevenir el riesgo de apoplejía.

Sin embargo, un nuevo estudio señala que los médicos no deben ignorar las oscilaciones detectadas en los resultados de las pruebas practicadas a los pacientes y deben recetar medicamentos que ayuden a obtener niveles de presión arterial más constantes.

La Stroke Association o Asociación contra el Derrame Cerebral del Reino Unido hizo un llamado para que las pautas a seguir por los especialistas sean revisadas.

En el primero de una serie de estudios publicados por la revista científica The Lancet, investigadores del Reino Unido y de Suecia analizaron la variabilidad en los resultados de los niveles de la tensión arterial de los pacientes en pruebas realizadas en consultas médicas.

Los investigadores encontraron que aquellos pacientes cuyas lecturas mostraban fluctuaciones en la tensión arterial en diferentes visitas al médico, tenían un mayor riesgo mayor de padecer derrames cerebrales futuros, independientemente de cuál era el resultado promedio de su lectura.

Una revisión de ensayos clínicos previos también encontró que las diferencias en la eficacia de ciertos fármacos para el tratamiento médico de la tensión arterial podría explicarse en qué tan útiles eran para mantenerla estable.

Otro estudio separado -que fue publicado en The Lancet Neurology- sugirió que algunos fármacos, en particular los betabloqueadores, incrementan las fluctuaciones de la presión arterial en los pacientes.

Repercusiones

El profesor Peter Rothwell del Departamento de Neurología Clínica de la Universidad de Oxford, quien lideró el estudio, indicó que los hallazgos tienen repercusiones importantes en la forma como los médicos generales o de cabecera detectan y tratan a los pacientes que tienen un alto riesgo de padecer un derrame cerebral.

"Actualmente, las recomendaciones para los médicos de cabecera señalan que el profesional de la salud no debe confiar en un solo resultado inusual; se indica que el paciente debe volver otro día y se le debe tomar la presión arterial de nuevo y siempre y cuando ésta no sea consistentemente alta, no hay necesidad de tratamiento", afirmó.

"Lo que decimos es que no se debe ignorar ese resultado aislado de hipertensión", agregó.

Rothwell añadió que los médicos generales también necesitarían asegurarse de recetar las combinaciones de medicamentos más eficaces, idealmente aquellas que bajan la tensión arterial pero también la estabilizan.

Se desconoce en detalle el por qué las fluctuaciones ocasionales incrementan el riesgo que tiene una persona de padecer una apoplejía, pero se piensa que pone excesivo estrés sobre el organismo.

"Si se tienen fluctuaciones rápidas, éstas pueden provocar problemas en la corriente sanguínea, que a su vez puede causar daño en las arterias", dijo el profesor Rothwell.

El experto señaló que cualquier persona con hipertensión que se tome la presión en casa puede decirle a su médico si ha detectado variaciones en sus resultados.

Revisión de recomendaciones

El director de comunicaciones de la Stroke Association, Joe Korner, dijo que la gente que ocasionalmente sufre de hipertensión, a menudo no recibe tratamiento.

"Con este nuevo hallazgo es importante que se revisen las recomendaciones clínicas sobre el tratamiento de la hipertensión. Mientras tanto, hacemos un llamado a los médicos para que lean el estudio, que los ayudará a recetar el mejor tratamiento para las personas que tienen riesgo de padecer apoplejías", afirmó.

Expertos dejaron claro que aquellos pacientes que toman medicamentos para la hipertensión no deben preocuparse o dejar de tomar los fármacos recetados.

El profesor Peter Weissberg, director médico de la British Heart Foundation indicó que "los procedimientos actuales no son errados, pero los hallazgos podrían añadir un nuevo parámetro que ayudará a los doctores a tomar decisiones sobre a quién recetar tratamiento para la hipertensión y qué medicamento utilizar".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.