Luz verde para la pesca del atún rojo

Atún rojo
Image caption Desde que comenzó la pesca a nivel industrial la población de atún rojo cayó en un 85%.

El organismo de las Naciones Unidas que regula el comercio de las especies silvestres en peligro rechazó la propuesta de prohibir la exportación del atún rojo del Atlántico.

La propuesta, presentada por Mónaco durante el encuentro de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés), fue rechazada después de que Japón, Canadá y una serie de países pobres se opusieran a la medida, argumentando que perjudicaría a las economías pesqueras.

Japón es el principal consumidor de esta especie, que constituye un ingrediente tradicional del sushi.

Desde que comenzó la pesca del atún rojo a nivel industrial, su población decayó cerca del 85%.

En opinión de la delegación de Mónaco, la organización responsable por la pesca del atún rojo (la Comisión Internacional para la Conservación de los Atunes del Atlántico, ICCAT, por sus siglas en inglés) no aplicó medidas lo suficientemente estrictas para asegurar la supervivencia de la especie.

Decepción

El resultado de este jueves decepcionó tanto a los científicos como a los conservacionistas.

"Es un duro golpe porque ICCAT no pudo demostrar que es capaz de poner procedimientos en práctica para garantizar la recuperación del atún rojo", dijo Glenn Sant, líder del programa marino global de Traffic, la red que controla el comercio internacional de las especies silvestres.

La decisión puede ser sometida a una revisión el último día de la conferencia, pero el margen por el que perdió la propuesta pareciera indicar que éste no será el caso, añadió Sant.

La propuesta original fue rechazada por 68 votos en contra, 20 a favor y 30 abstenciones.

Mientras que la propuesta europea, que contenía enmiendas pero que apoyaba la prohibición, también fue rechazada por 72 votos contra 43 y 24 abstenciones.

Intereses, presión y futuro sostenible

Según le dijo a la BBC Sue Lieberman, directora de Política Internacional del organismo Pew Environment Group, el objetivo no era prohibir el comercio de forma indefinida, sino suspender el comercio internacional hasta que las especies se recuperen de forma suficiente.

Lieberman sugirió que, en última instancia, la presión de la industria pesquera hizo que fracasara la propuesta.

"Este encuentro era una oportunidad maravillosa para que los gobiernos tomaran medidas y frenaran la pesca excesiva pero muchos gobiernos no lo hicieron", dijo.

"El mercado para este pez es muy lucrativo y la presión de los intereses pesqueros demasiado grande para que una cantidad suficiente de gobiernos apoye un futuro sostenible para el pez", aseveró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.