No a la venta de marfil

Elefante
Image caption El comercio de marfil fue prohibido en 1989.

El organismo internacional que regula el comercio de las especies en peligro rechazó la petición de Tanzania y Zambia para vender marfil.

Ambas naciones le habían solicitado a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) que le retiren al elefante africano el estatus de especie protegida, para efectuar una venta única de las provisiones de marfil que tienen acumuladas sus gobiernos.

La comercialización del marfil fue prohibida en 1989, pero desde entonces se han permitido tres transacciones a las naciones que demostraron proteger de manera efectiva a la población de elefantes.

Tanzania y Zambia aseguraron que querían utilizar el dinero de las ventas para mejorar las estrategias de conservación. Pero quienes se opusieron a la propuesta -un grupo liderado por 23 naciones africanas- argumentaron que el comercio legal de marfil crea una demanda en el mercado que termina estimulando la caza ilegal.

Según señala el corresponsal de la BBC en Doha, Qatar, donde se está llevando a cabo el encuentro de la CITES, este fenómeno ha ido aumentando en los últimos diez años.

Caza ilegal, principal problema

La mayoría de los conservacionistas celebraron la decisión de la CITES, aunque manifestaron que la caza ilegal es el problema más acuciante para los elefantes africanos, más que las ventas autorizadas.

"La caza y el mercado ilegal del marfil en África central y occidental deben ser eliminados efectivamente antes que tenga lugar cualquier venta de marfil", dijo Elisabeth McLellan, directora del programa de especies de la organización ecologista WWF.

Durante la reunión de Doha, también se rechazó la propuesta para prohibir el comercio de corales rojos y rosas del Mar Mediterráneo.

Lea: luz verde para la pesca del atún rojo

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.