Última actualización: jueves, 25 de marzo de 2010 - 13:39 GMT

¿Una nueva especie humana?

Cueva de Denisova (FOTO: J. Krause)

Los científicos analizaron el ADN del hueso de un dedo del hominini.

Científicos en Alemania afirman que identificaron a un nuevo tipo de humano que vivió en Asia central hace entre 30.000 y 48.000 años.

Los investigadores analizaron el ADN del hueso de un dedo hallado en una cueva en Siberia.

Tras secuenciar el material genético del fósil, descubrieron que éste no pertenece ni a un Neandertal ni a un humano moderno, sino que se trata de un hominini, una criatura similar al hombre actual.

El pequeño fragmento de hueso de un dedo meñique fue encontrado en 2008 durante excavaciones arqueológicas en la Cueva de Denisova, en la cordillera de Altai.

Los detalles del hallazgo, que ha sido bautizado "mujer X", aparecen publicados en la revista Nature.

Tal como afirman los científicos, junto al hueso se hallaron varios ornamentos, incluido un brazalete.

"Es un descubrimiento muy emocionante", dijo a la BBC el profesor Chris Stringer, investigador del Museo de Historia Natural de Londres.

"Esta nueva investigación genética nos ofrece una forma enteramente nueva de mirar a la poco comprendida evolución de los seres humanos en el centro y el este de Asia", agregó.

El hallazgo, dicen los científicos, abre la fascinante posibilidad de que las tres formas de humano -el Homo sapiens, los neandertales y el nuevo tipo representado por la mujer X- tal vez se hayan encontrado e interactuado en el sur de Siberia.

Origen desconocido

El profesor Johannes Krause y su equipo del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, extrajeron ADN mitocondrial del hueso y compararon su código genetico con el del humano moderno y el del Neandertal.

Ubicación de la cueva de Denisova.

El hueso fue encontrado en 2008 en la cueva de Denisova, en Siberia.

El ADN mitocondrial es el "motor" que genera energía para la célula y se hereda únicamente por la vía materna.

El análisis mostró que la mujer X compartió un antepasado común con los humanos modernos y los neandertales hace cerca de un millón de años.

Ésta es la llamada fecha de divergencia, cuando los ancestros del humano se separaron de la línea que eventualmente condujo al Neandertal y al hombre moderno.

Tal como señalan los investigadores, esta fecha de divergencia es muy anticipada para que el hominini de Denisova fuera un descendiente del Homo erectus, que viajó de África a Asia hace unos dos millones de años.

Y es muy tardía para que descendiera del Homo heidelbergensis, otro antiguo humano que -se cree- tuvo su origen hace unos 650.000 años.

Los investigadores, sin embargo, prefieren por ahora no describir al hominini como una nueva especie.

Difícil de clasificar

El doctor Krause afirma que la capa de suelo en la que fue hallado el fragmento de la mujer X contenía herramientas similares a las creadas por los humanos modernos en Europa.

Excavación en la cueva de Denisova (FOTO: J. Krause)

Por ahora los científicos prefieren no asegurar que se trata de una nueva especie.

"Tenemos ornamentos como el brazalete y otros elementos que, por lo general, se asocian a la arqueología moderna", le dijo el investigador a la BBC.

"Es muy interesante, pero obviamente es difícil comprobar que el hueso está claramente asociado a esta arqueología, porque es posible que los huesos se movieran dentro del sitio".

"Tampoco estamos seguros de cómo fue hecha la excavación. El hueso pudo provenir de una capa más profunda, pero es difícil saberlo".

Los neandertales parecen haber vivido en la cueva de Okladnikov, en la cordillera de Altai, hace unos 40.000 años. En estudios previos ya se habían encontrado evidencias de la presencia del humano moderno en la región durante la misma época.

Tal como señala el profesor Stringer, "una pregunta interesante es si hubo una interacción no sólo entre neandertales y primitivos modernos en Asia, sino también entre esos linajes y este nuevo hominini recién descubierto".

"Los patrones del ADN mitocondrial hasta ahora muestran que no hubo cruzamiento, pero se necesitarán datos más amplios de otras partes del genoma, o de los fósiles, para poder alcanzar una conclusión definitiva", agrega.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.