La "Hora del Planeta" apaga al mundo

La Ópera de Sydney durante la "Hora del Planeta"
Image caption Se espera la participación de 1.000 millones de personas en 125 países.

La Ópera de Sydney, la Torre Eiffel en París, el Big Ben en Londres, el Empire State en Nueva York y el Cristo Redentor en Río de Janeiro: éstas son sólo algunas de las emblemáticas construcciones que este sábado apagarán sus luces durante una hora en el evento la "Hora del Planeta 2010" que busca ahorrar energía y poner de relieve el cambio climático.

La "Hora del Planeta 2010" ya "apagó" las luces de la Ópera de Sydney y a lo largo del día irá generando el mismo efecto -a las 20.30 horas locales- en casas, oficinas y lugares públicos unas 6.000 ciudades en 125 países.

¿Se sumará? Participe: ideas para divertirse a oscuras

La iniciativa, organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), se originó en Sydney hace tres años y ahora es apoyada por algunas de las corporaciones más grandes del mundo.

Para el WWF "la Hora del Planeta 2010 será la mayor llamada a la acción organizada jamás. Servirá para demostrar que, actuando juntos, todos somos parte de la solución al cambio climático, a pesar del insuficiente acuerdo de Copenhague".

América Latina también tomará parte del evento: Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Chile y Costa Rica serán algunos de los países participantes.

Image caption América Latina también será parte del evento.

La Organización de Naciones Unidas anunció que se iba a sumar al evento al apagar las luces de sus sedes en Nueva York, Nairobi y otras ciudades.

"Apagando las luces no esenciales durante una hora, la gente participará en un ejemplo simbólico que puede inspirar el cambio que tan urgentemente necesitamos", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Las remotas Islas Chatham, el Océano Pacífico, fueron las primeras en apagar las luces en un evento que terminará 24 horas después en Samoa.

Cuando la "Hora del Planeta" empezó, sus organizadores aseguraban que reduciría de manera significativa el consumo de energía alrededor del mundo, explica Nick Bryant, corresponsal de la BBC en Sydney.

Ahora se han distanciado de esa aseveración y han puesto el énfasis en los aspectos simbólicos y educativos de la campaña de apagar las luces, agrega Bryant.

Image caption Unas 6.000 ciudades y pueblos en el mundo se sumarán a la iniciativa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.