En duda las pruebas de cáncer de próstata

Los análisis que se llevan a cabo de forma rutinaria para detectar cáncer de próstata están bajo escrutinio después de que dos estudios concluyeron que éstos podrían estar causando más daños que beneficios.

Image caption Actualmente se está considerando si la prueba de PSA debe ser introducida como análisis estándar.

Un estudio llevado a cabo en Europa se encontró que la prueba de antígeno prostático específico (conocida como PSA en sus siglas en inglés) no es capaz de descartar de manera precisa el diagnóstico de la enfermedad en el futuro.

En la otra investigación los científicos no lograron encontrar beneficios claros de la prueba a largo plazo.

Ambos estudios, que aparecen publicados en la Revista Médica Británica (BMJ), concluyen que no hay suficiente evidencia que apoye el establecimiento de la PSA como prueba estándar para detectar la enfermedad.

Someterse o no a una prueba de PSA ha sido en años recientes un tema muy debatido y actualmente, en muchos países, someterse a la prueba sigue siendo una decisión personal del paciente.

Aunque números cada vez más grandes de hombres se someten a pruebas anuales de PSA, los expertos no recomiendan llevar a cabo este procedimiento de forma rutinaria, sino sólo someterse a ella cuando el paciente ha discutido con su médico los riesgos y beneficios de la prueba.

Imprecisa

La prueba PSA funciona detectando el antígeno prostático específico en la sangre.

Los niveles elevados de PSA pueden, algunas veces, significar la presencia de cáncer, así que los hombres con niveles altos son posteriormente sometidos a biopsias de próstata.

Pero en otras ocasiones el PSA elevado no significa que hay cáncer y miles de hombres pueden estar siendo sometidos a tratamientos innecesarios, afirman los expertos.

En el primer estudio, llevado a cabo en Suecia, los científicos analizaron los resultados de las pruebas de PSA que 540 hombres se habían hecho varios años antes de ser diagnosticados con cáncer de próstata.

Posteriormente compararon esos datos con los resultados de 1.000 hombres sanos.

Los investigadores no lograron encontrar un límite en el cual la prueba de PSA hubiera logrado predecir el desarrollo futuro del cáncer de próstata.

Descubrieron que sólo las concentraciones muy bajas de PSA -de menos de 1ng/ml- virtualmente descartaba cualquier diagnóstico posterior.

Las recomendaciones en el Reino Unido, por ejemplo, aconsejan llevar a cabo pruebas posteriores cuando se encuentran 3ng/ml en hombres de entre 50 y 59 años y de 5ng/ml en hombres mayores.

Tratamientos innecesarios

Image caption Los niveles elevados de PSA no necesariamente significan cáncer de próstata.

En el segundo estudio, un análisis de la evidencia actual sobre la prueba de PSA, científicos de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, afirman que todavía se conoce muy poco sobre el análisis.

Señalan que hasta 50% de los diagnósticos del PSA podrían ser excesivos y afirman que todavía no se sabe cuántos hombres están recibiendo tratamiento innecesario debido a diagnósticos de PSA.

Los tratamientos innecesarios tienen el riesgo de efectos secundarios como impotencia e incontinencia.

Por eso, afirman los científicos, los hombres deben estar conscientes de que la prueba no puede establecer si sufren un cáncer letal y que el diagnóstico podría colocarlos en "un matorral de pruebas y tratamientos que hubieran mejor evitado".

Los estudios concluyen que es necesario contar con mejores formar de detectar la enfermedad antes de recomendar la introducción de un análisis rutinario para la población.

El cáncer de próstata se ha convertido en la segunda causa de muerte por cáncer en hombres en muchos países del mundo.

Y aunque actualmente se están desarrollando mejores pruebas para detectar la enfermedad, los autores afirman que mientras éstas no estén disponibles "los médicos deben discutir con sus pacientes los factores de riesgo de la enfermedad y explicar los beneficios y daños potenciales de la prueba de PSA".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.