Bloquean gen para mejorar la radioterapia

Radioterapia
Image caption La radioterapia es uno de los tratamientos tradicionales contra el cáncer.

Investigadores británicos detectaron un gen que interfiere con la capacidad de la radioterapia para matar células cancerosas.

Científicos de la Universidad de Oxford notaron que si bloqueaban el gen POLQ -que participa en la reparación del ADN dañado- la radioterapia resultaba más efectiva.

Se espera que el descubrimiento pueda ayudar a la creación de nuevos fármacos para mejorar el tratamiento con radioterapia.

El hallazgo fue publicado en la revista especializada Cancer Research.

Miles de pacientes con cáncer se someten a radioterapia como parte de su tratamiento.

Los investigadores señalan que los tumores difieren enormemente en la manera en que reaccionan a la radioterapia, pero las razones detrás de estas diferencias no se conocen.

Blanco ideal

Para aumentar las chances de que la radioterapia funcione, los científicos se concentraron específicamente en los genes involucrados en la reparación del ADN.

Después de identificar el gen POLQ, descubrieron que si lo bloqueaban en varias células cancerosas en el laboratorio, incluyendo las de los tumores pancreáticos y los de laringe, las células se tornaban más vulnerables a los efectos de la radiación.

Investigaciones anteriores habían demostrado que este gen no es particularmente activo en los tejidos normales.

Cuando se hizo el mismo experimento en tejidos sanos, el equipo notó que bloquear el gen no tenía ningún efecto en la sensibilidad a la radiación de los tejidos normales.

El hecho de que el gen POLQ aparezca en mayor abundancia en las células cancerosas que en las células normales lo convierte en un blanco interesante para aumentar el efecto de la radioterapia.

"Analizamos un gran cantidad de material genético prometedor e identificamos un gen que puede ser atacado por los fármacos para mejorar la efectividad de la radioterapia", afirmó Geoff Higgins, líder del equipo de investigadores del Instituto Gray para la Radiación Oncológica y la Biológica.

"El próximo paso", agregó Gilleis McKenna, director del Instituto, "es transformar este descubrimiento en un tratamiento que beneficie a los pacientes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.