Hielo ártico se redujo por cambios en el viento

Casquete polar ártico
Image caption En los últimos 30 años ha cambiado la dirección y la velocidad de los vientos, dice el estudio.

Gran parte del deshielo registrado en el Ártico en los últimos años se debe a un cambio en el patrón de los vientos y no es una consecuencia directa del calentamiento global, reveló un estudio.

Según el equipo de investigadores de la Agencia Japonesa de Ciencia Marina y Terrestre y del Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Washington, Estados Unidos, los cambios en los vientos pueden explicar al menos un tercio de la desaparición de los hielos árticos en los últimos 30 años.

Si bien el estudio no niega el impacto del cambio climático en la masa de hielo polar, pone en duda las afirmaciones que apuntan a que la región ha ingresado en una etapa climática de la que no hay retorno y deja en claro que no es posible establecer una relación absoluta causa-efecto cuando se habla de calentamiento global y deshielo.

"El panorama es mucho más complejo, no se trata simplemente de una respuesta al aumento de las temperaturas", le dijo a BBC Mundo John Wallace, científico de la Universidad de Washington que participó en la investigación.

"Lo que notamos es que el hielo es muy sensible a los vientos, y los vientos no han sido constantes", agregó Wallace.

Wallace y sus colegas analizaron el comportamiento de los vientos en las temporadas de inverno y verano en la región ártica y su impacto en la extensión del hielo al final del verano.

El estudio tomó en cuenta todos los registros desde que se comenzó a medir la extensión de la capa polar ártica, en 1979.

Variaciones

Los investigadores observaron que los vientos, en particular en verano, tendían a empujar el hielo de la costa hacia el centro del casquete polar ártico.

Por otra parte, en los años donde se registró un retroceso mayor, los expertos notaron que los vientos habían empujado grandes cantidades de hielo hacia el sur, a través del Estrecho de Fram, entre Groenlandia y el Archipiélago de Svalbard, que luego se derritieron en las aguas más cálidas del Atlántico Norte.

"Estos vientos se han acelerado en los últimos años", comentó Wallace, lo cual explica la aceleración en la pérdida de hielo.

Pero aunque el estudio ponga de manifiesto que el calentamiento global no provocó la disminución de la masa polar de forma directa, hay quienes sostienen que, de todos modos, el cambio en la intensidad y dirección de los vientos es el resultado del incremento de las temperaturas.

"Ciertamente ésto es una posibilidad. Pero, en mi opinión, no se puede identificar con certeza qué parte del cambio se debe al calentamiento global y cuánto se debe a un proceso natural", señaló Wallace.

"Aunque los cambios", añadió, "son parte de las señales que nos están indicando que hay un calentamiento global", añadió el experto.

Todo vuelve al mismo punto

Otra de las razones que podría explicar el cambio en el patrón de los vientos es el calentamiento de las aguas superficiales del Atlántico Norte.

Image caption El fenómeno también es atribuido al calentamiento global.

"Es difícil saber por qué han aumentado las temperaturas en el océano. Probablemente se deba a los cambios en la circulación de las aguas", dice Wallace.

Otro fenómeno que, también, muchos científicos atribuyen al calentamiento global.

Según estadísticas recientes, desde 1979 la masa de hielo se ha reducido en cerca de un 10% por década.

La capa de hielo se torna más delegada en septiembre. Y, por primera vez en la historia, en septiembre de 2009 un buque comercial pudo completar la ruta del Mar del Norte, que comunica Asia con Europa, que hasta entonces estaba cubierta por una densa capa de hielo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.