EE.UU.: senadores presentan nuevo proyecto de ley sobre clima

John Kerry y Joe Lieberman rodeados de empresarios del sector de la energía
Image caption Muchos dudan de que sea incluso discutido antes de las elecciones legislativas de noviembre.

El proyecto de ley estadounidense sobre el cambio climático, uno de los pilares de la agenda doméstica del presidente Barack Obama, fue dado a conocer este miércoles en el Senado.

El senador demócrata John Kerry reveló que el proyecto prevé reducir un 17% las emisiones de gases contaminantes para 2020 tomando como referencia 2005.

Esto significa un retroceso respecto a las medidas aprobadas en noviembre, que fijaban una reducción del 20%.

Kerry declaró que el objetivo es convertir a EE.UU. en un "líder mundial de las energías renovables".

Perforaciones

La norma también aliviaría las restricciones para perforar petróleo en las aguas territoriales de Estados Unidos, una medida especialmente controvertida después del derrame de crudo producido en el Golfo de México -que amenaza con convertirse en uno de los peores desastres ambientales del país- y aún no ha logrado contenerse.

Obama había anunciado que daría mayores facilidades en marzo, pero el accidente le forzó a repensar su decisión.

El proyecto dado a conocer por Kerry permitirá a los estados vetar planes de perforación si pueden probar que suponen una amenaza para el medio ambiente, aunque esto les haga perder las regalías propuestas por el gobierno si aprueban estos proyectos, que representan un 37,5% de las ganancias.

El documento se ha retrasado durante meses por las objeciones planteadas por los republicanos.

Kerry dijo que "hay muchísimo en juego".

Opine: ¿basta sólo con la ley?

"Este es un proyecto de ley para conseguir la independencia energética, después de un devastador derrame de petróleo, un proyecto que hace responsables a los contaminantes, que aportará miles de millones de dólares para dar trabajo a la siguiente generación", dijo.

Incentivos

La ley obligaría a pagar un impuesto a los grandes contaminantes, como las plantas eléctricas impulsadas por carbón.

Kerry y el senador Joe Lieberman, que también apoya el proyecto de ley, dijeron que el sector agrícola y la mediana empresa estarán exentos.

Por otra parte, el proyecto contempla ofrecer incentivos (de cerca de US$2.000 millones al año) para las empresas que desarrollen tecnologías limpias, entre las que se

incluyen también sistemas de captura y almacenamiento de carbono.

Incluye además -y esto puede servir para "endulzar" a quienes se oponen al documento- estímulos económicos para el desarrollo de la energía nuclear.

¿Cuándo?

Lo que aún no está claro es cuándo se discutirá el proyecto. Ahora que las leyes de inmigración se han convertido en la prioridad de la agenda política y con elecciones legislativas dentro de pocos meses, muchos dudan de que sea incluso discutido este año.

Image caption La propuesta incluye incentivos para las empresas que desarrollen tecnologías limpias.

Si tras las elecciones los demócratas pierden la mayoría en el Congreso, convertir este proyecto en ley se tornaría aún más difícil.

"Todos saben que esta es la última (...) oportunidad para que se apruebe una ley amplia e inclusiva sobre clima y energía", aseguró Kerry.

Si no se aprueba, el Congreso "será incapaz de resolver el tema", añadió el senador demócrata.

Cabe recordar que Estados Unidos es el país que más CO2 emite en el mundo, después de China.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.