Redescubren pez ciego

Stygichthys typhlops, el pez ciego de Brasil
Image caption Los científicos sospechan que el pez sobrevivió en aguas subterráneas profundas mientras sus pares en la superficie se extinguieron.

Los científicos de Brasil redescubrieron un pez ciego y extremadamente raro que vive en aguas subterráneas.

Varios ejemplares individuales de este pez fueron encontrados casi 50 años después que el único espécimen conocido fuera recolectado y clasificado por expertos estadounidenses.

Los biólogos no están del todo seguros, pero sospechan que el pez podría ser una reliquia viviente que sobrevivió en aguas subterráneas profundas mientras sus pares en la superficie se extinguieron.

Los detalles del hallazgo fueron publicados en el Journal of Fish Biology.

El equipo de investigadores basados en Brasil fue encabezado por un ictiólogo, el Dr. Cristiano Moreira, de la Universidad de Sao Paulo, quien llevó a cabo una expedición para redescubrir el pez, conocido como Stygichthys typhlops.

Hallazgo de 1962

El primer y único espécimen conocido fue capturado en 1962 de un pozo de agua comunitario que utilizaban los habitantes de la ciudad de Jaiba, en el estado brasileño de Minas Gerais.

Image caption El consumo de agua subterránea amenaza a esta especie.

El pez quedó en manos de un ecologista estadounidense, el Dr. Joseph Tosi Jr., quien se encontraba en la zona en aquel momento, y luego fue catalogado por especialistas en Estados Unidos.

"Esta fue la especie más enigmática del orden characiformes, un grupo de peces de agua dulce que incluye a las pirañas y las tetras", señaló Moreira.

El pez no solamente tenía un origen subterráneo, sino que era ciego. La mayoría de los characiformes viven en la superficie y tienen buena visión.

"Debido a que desde aquel entonces no volvió a ser recolectado, se asumió que era una especie amenazada. Sin embargo nadie lo sabía. No había información acerca de su distribución, abundancia, nada", señaló el investigador.

Nada en pozos

Para dar con el pez los miembros de la expedición entrevistaron a los lugareños en el entorno de Jaiba, quienes informaron que habían visto al pez nadando en pozos abiertos.

Sin embargo la región es tan árida que la gente que ahí vive depende mucho del agua subterránea.

Esto ha generado una reducción considerable en los niveles de agua de los manantiales subterráneos desde la década de 1980.

"Este fue uno de los problemas que encontramos en la búsqueda de este pez, ya que la mayoría de los pozos abiertos en los cuales teníamos acceso y podríamos poner nuestras trampas estaban secos", señaló Moreira a la BBC.

Eventualmente el equipo encontró dos pozos con agua. En ambos pudieron ver peces nadando, que resultaron ser ejemplares del escurridizo S. typhlops.

El equipo recolectó un total de 34 ejemplares, con lo cual pudieron descubrir más datos acerca de esta extraña especie.

Pez albino

Además de ser ciego, este pez carece de pigmentación, una característica común en organismos que viven en ambientes subterráneos en la penumbra o con poca luz.

Image caption El pez ciego puede ser encontrado en los pozos de la región.

Sin embargo, "morfológicamente, el Stygichthys, es muy distinto de cualquier otra especie en el grupo, tanto es así que todavía no hemos podido determinar con cuál especie está más emparentado", señaló Moreira.

También hay otro pez characiforme que vive en ambientes subterráneos, un tetra ciego conocido como Astyanax fasciatus

Sin embargo sólo algunos ejemplares de esa especie tienen ojos de tamaño reducido y poca pigmentación y viven en cavernas subterráneas.

Otros ejemplares de la misma especie siguen viviendo en la superficie, pero sin esas adaptaciones.

Un caso aparte

Pero ese no aparenta ser el caso de S. typhlops.

"Este podría ser el último ejemplar de este pez de un grupo extinto de (la familia) Characiformes, que calificaríamos como una especie reliquia", dijo Moreira.

"Puede que las especies de superficie de este grupo se hayan extinguido, mientras el Stygichthys, debido a su hábitat, se salvó. Pero esto es sólo una especulación", agregó.

Lo cierto es que la supervivencia del pez está amenazada.

"Esta especie parece ser la especie más amenazada de los peces subterráneos de Brasil", según Moreira.

Al parecer está restringido a los 25 kilómetros del manantial subterráneo que fluye en la región.

"El hecho es que la mayoría de los pozos en la región se están secando y eso es muy preocupante", según el científico.

"El exceso de consumo de agua del manantial seguramente provocará la extinción de esa especie", agregó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.