Petimo: unión física virtual en juguete

Estructura del funcionamiento del Petimo
Image caption Lo que hacen es lo inverso al procedimiento para conocer gente por medio de la red

Petimo es un robot social para niños que proclama ser un guardián en las redes sociales, pues sólo acepta amigos en línea después de haberles conocido en el mundo físico, evitando así, los peligros de los predadores y sus acosos.

El nombre viene de "Petite", pequeño y "tomo", amigo, en japonés. Y es que el Petimo cabe en la palma de la mano. Con estilo Kawaii, una tendencia japonesa a todo lo "lindo" e "infantil" (Hello Kitty y Pikachu son parte de ella), el robot social luce una cubierta afelpada y colores vivos. Parece un peluche más, pero pretende hacer las veces de computador, con una ventaja.

"Petimo no permite que nadie agregue amigos en su red hasta que no haya contacto físico con el robot social. Para esto, tienes que poner los robots juntos y tocarlos", dijo su creador Adrian David Cheok en entrevista para BBC Mundo.

Además, este aparato envía inmediatamente una alerta a los padres, a través de un mensaje electrónico, para que se enteren de con quién está tratando de hacer amistad el menor e incluso, rechazar al nuevo amigo, si se desea.

Consciente de que uno de los grandes atractivos de las redes sociales es poder comunicarse con lugares lejanos, Cheok le explicó a BBC Mundo que "si el niño quiere hacer amistad con un miembro de la familia, por ejemplo, que vive en otra parte del mundo y no puede tocar los Petimos, los papás pueden validar esa autenticidad. De esta manera, lo niños podrán hacer amigos, pero de manera segura".

¿Más que un juguete?

Los guardianes y métodos de protección a los menores en las redes sociales han existido desde el comienzo de éstas; pero, según Jennifer Perry, directora de E-victims.org, una organización que ayuda a las víctimas del delito en línea, ninguno ha sido exitoso.

El problema es que, si realmente se quiere tener suficiente contenido para lograr que los niños estén entretenidos e interesados, el costo de su mantenimiento es muy alto.

En el caso del Petimo, los niños pueden enviar mensajes programados y regalos en línea; emociones e incluso vibraciones; pero, no pueden escribir textos personalizados.

Es por ello que Perry duda que el Petimo pueda llegar a reemplazar a las redes sociales en la web.

"La cantidad de información (del Petimo) es bastante limitada. Esto no es más que comprar un tipo de juego de computadora", le dijo a BBC Mundo.

El pequeño robot saldrá al mercado a finales de este año y funcionará con la red social Petimo-World, aunque su creador Adrián David Cheok espera que eventualmente se podrá usar con otras redes exclusivas para niños como My secret circle, yoursphere y Club Penguin, que recientemente abrió su página en español.

Este tipo de redes, en opinión de algunos, han deteriorado las relaciones humanas. A pesar de su vínculo con ellas, el creador de Petimo asegura que precisamente su principal motivación es retornar a una forma de comunicación humana más tradicional.

"Con esto solamente queremos sacarle lo mejor a las redes sociales, que son muy buenas para estar en contacto con la gente, y mezclarlas con lo que es el mundo humano y físico, para hacer amigos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.