Última actualización: miércoles, 19 de mayo de 2010 - 10:44 GMT

Los hombres también sufren depresión posparto

Un hombre sostiene a un niño en brazos.

La falta de sueño, las nuevas responsabilidades o el apoyo a una mujer con depresión puden agudizar la dolencia en los hombres.

Muchos nuevos padres sufren depresión después del parto, pero la mayoría de los casos pasan desapercibidos y no se tratan, según advierten expertos estadounidenses.

Según un nuevo estudio de la revista American Medical Association, uno de cada 10 nuevos padres padece un estado emocional angustioso después de que sus mujeres dan a luz.

La falta de sueño y las nuevas responsabilidades, o el apoyo a una mujer con depresión posparto pueden ser desencadenantes de este mal entre los hombres, dice la investigación.

El equipo de la escuela de Medicina de Virginia Oriental que realizó este estudio basó sus hallazgos en 43 análisis a más de 28.000 padres de 16 países.

Mal compartido

Los científicos constataron que, en rasgos generales, los nuevos padres eran más felices en las primeras semanas después del nacimiento de su bebé, si bien sufrían problemas de depresión entre los tres y seis meses después del parto de sus parejas.

En ese tiempo, al menos entre 10% y 25% de los hombres sufrió depresión posparto. Y, según los científicos, esa depresión parece un mal compartido ya que los hombres serían más propensos a estar deprimidos si su pareja también lo está.

Los doctores James Paulson y Bazemore Sharnail, que llevaron a cabo el estudio, aseguraron que deben hacerse más esfuerzos para mejorar la detección y el tratamiento de los padres en situación de riesgo.

Además, resaltaron que hay evidencias de que la depresión paterna temprana puede tener importantes efectos emocionales, conductuales y en el desarrollo en los niños.

"La depresión en uno de los padres debe llevar a la atención clínica del otro. (..) Asimismo, la prevención e intervención para la depresión en los padres debe estar centrado en la pareja y la familia y no en el individuo", sostienen en su estudio.

Presiones

Ya no es suficiente que (los hombres) lleven el pan a casa.Tienen que estar comprometidos e implicados. Se espera que se abstengan de consumir alcohol, que vayan a cada exploración médica (de sus mujeres) y que sientan el "dolor de nacimiento". Esto puede ser una experiencia estresante.

Ellie Lee, profesora de política social de la Universidad de Kent

"Ser padre es uno de los mayores cambios que tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar; todavía se sabe muy poco sobre cómo impacta en la salud mental, y cómo mucha gente experimenta un problema de salud mental luego del parto", explicó Bridget O'Connell, de la asociación de salud mental Mind.

Por su parte, Ellie Lee, profesora de política social en la Universidad de Kent, en el Reino Unido, afirmó que es importante evitar soluciones médicas a emociones normales.

"Es, por supuesto, esencial diagnosticar y tratar la depresión clínica de gravedad. Sin embargo, hay una tendencia al uso excesivo de etiquetas médicas", alertó Lee.

"Lo que me parece interesante es que al decir que los hombres pueden tener depresión postnatal se cuestiona el vínculo de este mal con la biología. Los hombres no han estado embarazados, no han tenido cambios hormonales ni han dado a luz", sostuvo.

Para Lee, los hombres modernos han de someterse a nuevas tensiones.

"Ya no es suficiente con que lleven el pan a casa. Tienen que estar comprometidos e implicados. Se espera que se abstengan de consumir alcohol, que vayan a cada exploración médica (de sus mujeres) y que sientan el dolor del nacimiento", afirmó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.