En duda vínculo entre cambio climático y malaria

Niñas bajo una mosquitera
Image caption Las tecnologías ya existentes como las mosquiteras o fármacos tendrían un mayor efecto que el cambio climático.

El cambio climático tendrá un impacto muy leve en la propagación de la malaria, en comparación a nuestra capacidad para controlar la enfermedad, según encontró un estudio publicado en Nature.

Al descubrir que la incidencia de la malaria ha descendido en el último siglo, los investigadores calcularon que las medidas de control podrían tener un impacto hasta 10 veces mayor que los factores climáticos.

Peter Gething, de la Universidad de Oxford e investigador líder del estudio, describió la relación entre cambio climático y malaria como una "indeseable distracción" de los principales factores en la lucha contra la enfermedad.

El estudio cuenta con la colaboración de investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Kenia.

Equilibrio

"Estamos tratando de cuantificar algo que quizá ya sabíamos con respecto a la interacción entre clima y malaria", le dijo el Dr Gething a la BBC.

"La mayoría de los estudios que plantean que se producirá un dramático aumento de los casos de malaria en un mundo más caluroso han sido recibidos con críticas reservadas, porque normalmente lo que se dice sobrepasa lo que indica estrictamente la ciencia. Ahora este estudio pone las cosas en equilibrio", afirmó.

El punto de comienzo de la investigación fue tomar todos los proyectos que han cartografiado la amplitud y las características endémicas de la malaria a lo largo del mundo en 1900 y 2007.

Por la endemia entendemos la medida de cuánto penetra una enfermedad en una población

En el último siglo hemos visto un desarrollo de fármacos antimalaria y la puesta en marcha de una variedad de medidas, desde el drenaje de pantanos hasta insecticidas y mosquiteras, a lo largo de las regiones tropicales que son dónde más se extiende la enfermedad.

A lo largo de los 107 años que enmarcan estos dos estudios, las medidas fueron muy efectivas en la reducción de la propagación de la malaria.

Tecnologías existentes

Se redujo el impacto de la enfermedad en todas sus gamas y se eliminó en amplias regiones de Asia, Norteamérica y Europa.

Todo esto ocurrió en un siglo en el que la temperatura de la Tierra aumentó en un 0.7%, planteando la pregunta de si temperaturas más cálidas y condiciones más húmedas realmente influirían en la transmisión de la malaria.

Al introducir estas cifras en los modelos de computadora de propagación de la enfermedad se demostró que las medidas de control desplegadas en el mundo real tuvieron un impacto mucho mayor que ninguna influencia climática.

"Hemos demostrado que si podemos facilitar a los enfermos los medicamentos y tecnologías existentes, como las mosquiteras, tenemos la capacidad como una comunidad global de reducir la miseria que causa la enfermedad", afirmó el Doctor Gething.

Por su parte, Chris Drakeley, director del centro de malaria en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, afirmó que las conclusiones del grupo eran correctas a grandes rasgos.

"Yo soy un poco escéptico al furor que rodea la malaria y el cambio climático ya que tenemos que tener en cuenta que hay otros factores que se están moviendo más deprisa que el clima", explicó.

"En los últimos 20 años hemos visto un gran incremento en la cobertura del tratamiento, y una gran cantidad de información y de educación sobre la malaria se ha puesto a disposición en África, y eso ha cambiado más rápidamente que el cambio climático".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.