Detectan "supertormenta" en exoplaneta

Astrónomos lograron medir una tormenta con vientos de velocidades de miles de kilómetros por hora en la atmósfera de un planeta gigante orbitando una estrella distante.

Image caption Los científicos midieron vientos de 7.000 kilómetros por hora en la tormenta del exoplaneta.

Los datos del monóxido de carbono en la atmósfera del exoplaneta muestran que el gas está entrando a velocidades violentas desde el lado diurno y caliente del planeta hasta su lado nocturno y frío.

Los científicos, que publican el hallazgo en la revista Nature, afirman que detectaron vientos longitudinales de unos dos kilómetros por segundo (7.000 kilómetros por hora) en la atmósfera del planeta tipo "Júpiter caliente".

Los Júpiter calientes son gigantes gaseosos que orbitan muy cerca de su estrella madre.

El planeta HD209458b orbita una estrella en la constelación Pegaso, a unos 150 años luz de distancia.

El planeta viaja alrededor de su estrella a cerca del 12,5% de la distancia en que Mercurio orbita al Sol.

Esto significa que el exoplaneta es calentado de forma intensa por su estrella y la temperatura en su superficie es de cerca de 1.000 grados centígrados en su lado caliente.

"En la Tierra, las grandes diferencias en la temperatura inevitablemente conducen a vientos feroces" dice Simon Albrecht, quien dirigió el estudio en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos.

"Y tal como revelan nuestras mediciones, la situación es similar en el HD209458b".

Gas en la atmósfera

Los científicos utilizaron el Telescopio VLT del Observatorio Austral Europeo y su poderoso espectrógrafo CRIRES para detectar y analizar las pequeñísimas fracciones de luz estelar que se filtraban por la atmósfera del planeta cuando éste pasaba frente a su estrella.

Las sustancias químicas en la atmósfera, como el monóxido de carbono, producen huellas distintivas, conocidas como líneas de absorción, en este espectro de luz estelar.

Gracias a la alta precisión del espectrógrafo se pudo medir por primera vez la velocidad del gas usando el efecto Doppler.

Este efecto es el cambio en la longitud de onda del espectro de luz del planeta causado por su movimiento hacia y desde la Tierra.

Image caption Para medir la tormenta se utilizó el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral.

Los autores pudieron usar el efecto Doppler para obtener mediciones directas de la masa del exoplaneta.

El efecto fue utilizado para calcular la velocidad del exoplaneta a medida que éste orbitaba a su estrella, la llamada velocidad orbital.

Una vez que se conoció la velocidad orbital de HD209458b, se pudieron calcular las masas de la estrella y del planeta utilizando la ley de gravedad de Newton.

"Poder medir las líneas espectrales de moléculas en la atmósfera de un exoplaneta y utilizarlas para obtener directamente la masa del planeta es un logro extraordinario" dijo a la BBC Mercedes López-Morales, del Instituto Carnegie de Washington, Estados Unidos.

"Igualmente asombroso es el hecho de que las observaciones fueron llevadas a cabo utilizando telescopios basados en tierra. Hasta hace unos pocos meses, se creía que sólo era posible lograr estas mediciones de precisión tan difíciles utilizando plataformas ubicadas en el espacio".

Los astrónomos también midieron cuánto carbono está presente en la atmósfera de este planeta.

Y descubrieron que el H209458b tiene tanto carbono como Júpiter y Saturno, lo cual podría indicar que se formó de la misma manera.

Los científicos creen que en el futuro se podrá usar este tipo de observaciones para estudiar la atmósfera de planetas similares a la Tierra y para determinar si existe vida en otras partes del Universo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.