Última actualización: jueves, 8 de julio de 2010 - 22:46 GMT

Prehistoria: los humanos llegaron al norte de Europa antes de lo pensado

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Un descubrimiento de herramientas prehistóricas en el Reino Unido indica que los humanos llegaron al norte del continente europeo mucho antes de lo que se pensaba.

El hallazgo, publicado en la revista Nature, adelanta la presencia de los primeros humanos en Gran Bretaña varios cientos de miles de años, en una época con temperaturas relativamente bajas.

Esto, aumenta la posibilidad de que los primeros británicos podrían haber estado entre los primeros humanos que usaron el fuego para no congelarse.

Herramientas usadas por el "hombre pionero".

Las herramientas prehistóricas indican que los humanos habitaron el norte de Europa mucho antes.

También pudieron haber sido los primeros humanos en usar pieles para abrigarse del frío.

El descubrimiento fue hecho en Happisburgh, en el norte de Norfolk, Inglaterra. En ese período de la prehistoria existía un puente de tierra que conectaba el sur de Gran Bretaña con Europa continental.

Si bien no se encontraron restos humanos, expertos especulan que quien usaró las herramientas fue el Homo antecessor, comúnmente conocido como el "hombre pionero".

Restos de esta especie se han encontrado en Atapuerca, en el norte de España, y datan de 800.000 a 1,2 millones de años.

Eso indica que esa especie pudo haber pisado tierra británica en esa época, según el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres.

"Si el clima era bueno y había una conexión por tierra, no existe una razón real por la que no vinieran unos 1,2 millones de años atrás", le dijo a la BBC.

Si el clima era bueno y había una conexión por tierra, no existe una razón real por la que ellos no hayan venido unos 1,2 millones de años atrás

Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres

El "hombre pionero" se parece mucho a nuestra especie; caminaba derecho, usaba herramientas y era cazador.

Sin embargo, la diferencia radica en el aspecto físico.

El cerebro era más pequeño, tenía cejas más pobladas y dientes más grandes, con algunos rasgos primitivos como la cara más plana y sin un mentón prominente.

El reciente descubrimiento origina nuevas interrogantes, como lo que tuvieron que hacer estas criaturas para sobrevivir a los helados inviernos de la época. Razón por la cual científicos también han especulado en la utilización de refugios y ropa por parte de esta especie de humanos.

"Verdaderos pioneros"

El hallazgo también le da fuerza a la hipótesis de que Gran Bretaña fue el primer lugar donde se utilizó el fuego para controlar la temperatura de un recinto.

"A pesar de que no tenemos evidencia de fuego o ropa, para soportar el invierno aquí, creo que tuvieron que tener algo extra para adaptarse", señaló Stringer.

Ilustración de los primeros humanos

El hallazgo sugiere que los primeros humanos tuvieron que adaptarse al frío antes de lo que se creía.

"Pienso que las evidencias sugieren que vivieron al borde de un mundo habitado en un entorno desafiante y que en efecto fueron verdaderos pioneros viviendo aquí, hace casi un millón de años", agregó.

El estudio fue liderado por Nick Ashton, del Museo Británico de Londres, quien explicó que los resultados de la investigación fueron realmente sorprendentes para ellos, porque se tratan de fechas muy antiguas.

Ashton agregó que los datos medioambientales que indican temperaturas muy bajas hicieron que el descubrimiento fuera todavía más sorprendente. "Es poco usual encontrar humanos tan al norte en una época tan primitiva".

La zona de Norfolk era muy distinta hace un millón de años. "El río Támesis fluía por esa región. En el sitio tenemos sedimentos dejados por el río", explicó Ashton.

El "hombre pionero" desapareció de la tierra con la Edad de Hielo, algo que ocurrió cada 100.000 años y en cada ocasión Gran Bretaña quedó despoblada.

Cada vez que las condiciones climatológicas empezaban a ser benignas, un nuevo grupo de humanos llegaba. Así, al menos ocho olas de humanos han habitado y han muerto antes de la última ola de frío.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.