Robots de BP remueven tapón en boca de salida del derrame

Robot submarino de BP
Image caption Los robots operan en las profundidades oceánicas frente a las costas de Luisiana.

Robots submarinos de la empresa británica BP removieron una campana de contención que será reemplazada por otra, en un intento de contener el derrame de petróleo en el Golfo de México.

Esa labor es la primera etapa del proceso de colocación del nuevo dispositivo de mayores dimensiones y de un sello por medio de los cuales la compañía espera recoger hasta 80.000 barriles de petróleo diarios.

La operación podría tomar entre cuatro y siete días; sin embargo, la empresa reconoció que no hay garantías de éxito a las profundidades en las que opera.

Tras el reemplazo del tapón la empresa asegura que continuará trabajando en la creación de dos pozos colaterales de emergencia como solución "definitiva".

Según explicó la portavoz de BP Stéphanie Herbert, los robots submarinos, manejados por ingenieros en la superficie, fueron desplegados en el fondo del océano frente a las costas de Luisiana.

Los aparatos removieron el tapón original y lo sustituirán por otro que podría detener por completo el derrame, pero mientras dure el proceso el crudo continuará fluyendo libremente.

En la actualidad se derraman millones de litros de petróleo, de los cuales sólo se recupera un promedio de 25.000 barriles diariamente.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, dice que el vertido llega a las costa de cinco estados : Texas, Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida, causando graves daños ecológicos y pérdidas económicas.

Millones de aves peligran por el derrame

De acuerdo con BP, los pozos de derivación que se están creando para detener totalmente la fuga podrían entrar en funciones a partir del 27 de julio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.