¿Por qué Nokia necesita un nuevo líder?

Stephen Elop, futuro director de Nokia
Image caption Stephen Elop comenzará su nuevo encargo el 21 de septiembre.

Nokia tiene un nuevo líder llamado Stephen Elop. Desembarca en Europa tras dirigir la división de negocios de Microsoft y es además el primer director de la empresa que no es de origen finlandés. Elop es de nacionalidad canadiense.

La medida radical responde a tiempos radicales. Nokia pasó de ser el líder global en venta de teléfonos celulares, a un espectador en la batalla por los ingresos en el mercado de teléfonos inteligentes. Y el señor Elop busca remediar la situación.

En julio de este año Nokia informó que sus ganancias habían caído 40% en el segundo trimestre del año, un resultado que alarmó a los inversionistas.

Hasta ahora el modelo de negocio de la empresa finlandesa ha sido sencillo. A través de sus productos y alianzas estratégicas se ha posicionado como líder en el mercado, en lo que se refiere a dispositivos móviles. La gente compra sus teléfonos, con o sin contrato, y obtiene a cambio un aparato confiable.

Pero el iPhone y el Blackberry cambiaron las cosas. La llegada de teléfonos inteligentes para consumidores -en el caso de Apple- y empresas -en el caso de RIM-, mostraron que había un mundo nuevo por explotar en la telefonía celular.

En dicha órbita los celulares ya son computadoras con miles de apps, acceso a internet y... llamadas telefónicas.

La empresa pareciera haber reaccionado tarde a la llegada de estos nuevos jugadores e incluso atestiguó la llegada de Android de Google en 2008 y su explosión en 2010. Sigue siendo el líder en unidades vendidas en el mundo, pero Apple, RIM y Android se están comiendo las ganancias adelgazando así el margen de la compañía europea.

Rey latinoamericano

Image caption Las ganancias de Nokia han sufrido a manos de los dispositivos Blackberry, el iPhone y Android.

Uno de los mercados en los que Nokia es líder es América Latina. Ahí los teléfonos inteligentes sólo suman el 6% del mercado y se espera que alcancen más de 8% este año.

Pero las cosas podrían cambiar pronto. Según la agencia Pyramid Research los dispositivos inteligentes alcanzarán el 32% del mercado celular latinoamericano para el 2014.

Nokia sabe que aún en los mercados en los que lleva una cómoda ventaja, el viento podría cambiar de rumbo.

La empresa, sin embargo, ha dado muestras de que podría tener algún as bajo la manga.

Una de ellas es Mee Go, un sistema operativo para celulares basado en Linux que la compañía desarrolla junto a Intel. Se espera que el primer teléfono en presumir este desarrollo sea lanzado en octubre.

La firma parece querer apostar a un futuro en el que siga controlando todos los hilos de la producción y, siguiendo las declaraciones de algunos de sus ejecutivos, no es probable que adopten el sistema Android de Google.

El trabajo de Stephen Elop no parece sencillo. Se trata de mantener en la cima a una empresa que ve como algunos peñascos comienzan a desprenderse, mientras otros escalan a sus espaldas.

Pero su perfil en el mundo del software y en "momentos de cambio", como lo presenta Nokia, pueden ayudar a que a empresa dé la batalla.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.