Un error de película

Bob Quick
Image caption La información resultaba claramente visible para las cámaras.

Toma uno: un superagente de la policía secreta vestido de civil, con sus infaltables gafas negras, baja de un automóvil de vidrios polarizados, portando, bajo su brazo derecho, valiosos documentos con información clave sobre un grupo terrorista que planea un atentado.

Toma dos: la cámara se acerca y en primer plano se ve el detalle de su brazo, bajo el que se vislumbra una hoja con el sello de "Documento secreto", cuyo contenido puede leerse claramente gracias a la poderosa lente de la cámara.

La escena parece parece tomada de una película de James Bond, protagonizada por Mr. Bean y dirigida por Woody Allen.

Pero con alguna que otra variante en los detalles, se trata en verdad de un hecho real ocurrido esta semana en el Reino Unido

Este desliz imperdonable, al menos en una persona a cargo de una misión de semejante envergadura, fue cometido por Bob Quick, el máximo responsable de las operaciones antiterrorismo de la Policía Metropolitana de Londres (MET).

Mi vida por un sobre

Quick fue fotografiado cuando ingresaba a las oficinas del primer ministro británico en Downing Street, portando documentos -claramente visibles para las cámaras- donde figuraban detalles de un operativo policial en el norte de Inglaterra.

Al darse cuenta de este error, el operativo -que concluyó con la detención de 12 sospechosos, en su mayoría estudiantes paquistaníes en las ciudades de Liverpool y Manchester y sus alrededores- debió llevarse a cabo 10 horas antes de lo previsto.

Quick (haciendo gala de su apellido que significa rápido en español) presentó prontamente su renuncia.

"Mi proceder podría haber puesto en peligro una importante operación antiterrorista", dijo el ahora ex subcomisario de la policía en un comunicado, quien hubiera evitado este enredo sencillamente utilizando un sobre.

Y en esta ocasión la prensa, vale la pena mencionar, se comportó dignamente, cooperando con los servicios de seguridad que pidieron que no den a conocer los temas confidenciales del documento.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.