Susan Boyle, estrella inesperada

Susan Boyle
Image caption La actuación de Boyle causó risas al principio y lágrimas al final.

Susan Boyle, una mujer de 47 años, para muchos de apariencia excéntrica y que según ha dicho, jamás ha sido besada, se ha convertido en una inesperada celebridad de internet y el nuevo fenómeno musical de Reino Unido.

La británica, originaria de Blackburn y voluntaria de la iglesia West Lothian, sorprendió el sábado pasado al jurado del programa de televisión Britain's Got Talent con su interpretación de I Dreamed a Dream (Soñé un sueño) de Los Miserables.

Incluso la actriz hollywoodense Demi Moore se ha unido a la nueva legión de aficionados que ha expresado su apoyo a la cantante a través de internet.

Boyle se ha convertido así en una de las favoritas para ganar el concurso de talento a pesar de que muchos al principio no parecían tomarla en serio.

La mujer, dijo ante las cámaras que "nunca ha sido besada" y que siempre quiso ser cantante.

"Entré al concurso porque quería tener una oportunidad para cantar".

"Al principio me sentí muy nerviosa pero una vez que comencé a cantar pensé que la audiencia me aceptaba un poco más. Entonces me relajé y comencé a disfrutarlo".

Boyle, actualmente desempleada, es una activa voluntaria de la comunidad y ferviente creyente de la iglesia, también muy conocida por sus interpretaciones en karaoke.

"Todo comenzó cuando tenía 12 años, cuando empecé a cantar en coros y conciertos de la escuela. Después crecí y comencé a cantar en bares", dijo Boyle.

Sus fans hollywoodenses

Su última interpretación ha recibido más de 5 millones de visitas en la página de internet You Tube.

Entre aquéllos que han hecho clic para ver a la nueva estrella está la protagonista de la película Ghost, Demi Moore y su joven esposo Ashton Kutcher.

Kutcher envió un mensaje a través del servicio de micro-blog Twitter que decía "simplemente me hizo la noche".

Moore, a su vez le dijo Boyle que con su interpretación se le salieron las lágrimas.

Tom Kerr, de la iglesia West Lothian le mandó sus mejores deseos a Boyle para la próxima fase del concurso.

"Es evidente que Susan ha sorprendido a la audiencia, a los jueces y al mundo con una interpretación verdaderamente fantástica", afirmó.

Diferentes opiniones

Mientras tanto en Reino Unido las opiniones de los fans son diversas.

Kas Walter, originaria de Bath, le dijo a BBC Mundo que "cuando la mujer empezó a cantar el acto parecía de circo".

"Todos se reían de ella, pero al final le fascinó a público. Tiene la mejor voz del mundo. Además, es todo un personaje, es muy graciosa y no parece real. Definitivamente merece ganar", afirmó.

"Me perdí su acto pero un amigo me dijo que es muy buena aunque quizá no tanto como Paul Potts, ese tipo bajito y gordo que ganó hace tres años en el mismo concurso", le dijo a BBC Mundo Matt, de Nottingham y asiduo al programa de talento.

Después de su exitosa presentación en el Auditorio Glasgow Clyde, Boyle podría ser la seleccionada entre otras 75.000 personas para obtener el premio del programa Britain's Got Talent que consiste en un espectáculo en el Royal Variety Performance.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.