Por el placer de la lectura

Libros
Image caption Las raíces de la celebración se remontan al reinado de Alfonso XIII

El 23 de abril es una fecha simbólica en la literatura mundial. Ese día, del año 1616, fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega. También en un 23 de abril nacieron o murieron eminentes figuras de las letras.

Es por esta razón que la Conferencia General de la UNESCO decidió adoptar esta fecha para rendir un homenaje mundial a los libros y a sus autores, y alentar a los jóvenes y no tan jóvenes a descubrir el placer de la lectura.

Desde 1996, cada 23 de abril, millones de personas, en más de un centenar de países se unen en la celebración de las múltiples funciones del libro en la vida de las sociedades humanas.

Editoriales, librerías, bibliotecas, escuelas, centros culturales y sociedades de autores de todo el mundo se movilizan así para conmemorar este Día Mundial y poner de relieve el papel que desempeña el libro en la sociedad de nuestros días.

Participe: ¿Cuál es su libro favorito?

Origen español

Pero a pesar de que hoy en día el día del libro es una celebración mundial, las raíces de este homenaje se remontan al reinado del Alfonso XIII. El 6 de febrero de 1926 el soberano firmó un Real Decreto por el que se creaba oficialmente la Fiesta del Libro Español, que se celebraría en la fecha que entonces se creía que había nacido Cervantes, el 7 de octubre.

Image caption "El Quijote" de Miguel de Cervantes es considerada una de las obras más destacadas de la literatura mundial.

Por eso, hasta 1930, el 'Día del Libro' se festejaba el 7 de octubre. Luego la celebración se trasladó al 23 de abril, día éste en que probablemente falleció el escritor, si bien los expertos parecen coincidir en que murió, en realidad, el 22 de abril.

La festividad, sin embargo, fue idea del escritor y editor valenciano, afincado en Barcelona, Vicent Clavel Andrés. Clavel hizo una propuesta a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona y ésta se hizo eco de ella.

La celebración se arraigó rápidamente en Barcelona y se extendió por toda Cataluña, aunque el propósito oficial se fue diluyendo poco a poco al coincidir con el día del santo patrón, conocido como Diada de Sant Jordi (Día de San Jorge), mientras en otras zonas la fiesta se mantenía con escasa importancia o incluso desaparecía.

Con el tiempo se hizo tradicional en Cataluña el intercambio y regalo de rosas y libros entre parejas y personas queridas en esa fecha, convirtiéndose en una de las jornadas populares más celebradas.

En España también se ha elegido esta fecha para la entrega anual de los Premios Cervantes, el mayor galardón que se otorga a los autores hispanos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.