Última actualización: viernes, 15 de mayo de 2009 - 03:02 GMT

Llega el micro melón al Reino Unido

Pepquiño

El pepquiño mide apenas tres centímetros y tiene un sabor concentrado a cohombro.

Una exótica fruta de origen latinoamericano, que tiene el aspecto de una sandía miniatura, está siendo introducida a los mercados, restaurantes y paladares británicos.

El pepquiño es una fruta de la familia de las cucurbitáceas que fue "descubierta" por la compañía holandesa Koppert Cress, que la cultiva en ese país en invernaderos para distribuirla en Europa.

Aunque tiene la forma y color de cáscara de una sandía, el sabor de la pequeña fruta es parecido al cohombro o pepino, pero más concentrado, dijo a BBC Mundo Anneke Cuppen, encargada de la distribución en el Reino Unido.

Es un producto llamativo y la gente está atraída por la novedad, pero todavía es muy temprano para saber cuál será la respuesta

Christophe Guerraud, distribuidor de pepquiño

"Las semillas provienen de varios países en América Latina, como Colombia, Brasil y Ecuador, aunque allí ya no se consume más", expresó Cuppen.

"Buscamos productos interesantes por todo el mundo para venderlos principalmente a restaurantes y hoteles. Tenemos también orquídeas comestibles", añadió.

La empresa lo comercializa como un fruto versátil que puede usarse en una gama de platos, desde ensaladas hasta postres.

Con su cáscara y semillas comestibles y sabor ligeramente agrio, se pueden consumir solos como una aceituna, propone la compañía.

La idea es que el pepquiño, se convierta en la fruta de moda en el Reino Unido en 2009.

De lujo

Sin embargo, Christophe Guerraud de la empresa GM & Son, que distribuye el producto a restaurantes londinenses, cree que pasará más de un año antes de que se establezca en el mercado.

"Es un producto llamativo y la gente está atraída por la novedad, pero todavía es muy temprano para saber cuál será la respuesta", dijo Guerraud a la BBC.

Uno de los pricipales problemas es el costo. Una pequeña caja de unos ocho pepquiños cuesta 8 libras esterlinas (US$12), lo que lo convierte en un producto exclusivo para restaurantes de primera.

"Como es una fruta que atrae primero por su apariencia y segundo por su sabor, tiene que servirse entero y sólo de a uno o dos por plato de entrada o no se hace ganancia", concluyó Guerraud.

Parece muy razonable, entonces, que el pepquiño haya dejado de consumirse en América Latina hace años.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.