Luz verde al cambio de sexo en Cuba

Hombres y mujeres que no estén conformes con su cuerpo ya pueden realizarse operaciones de cambio de sexo en Cuba, gracias a una resolución del Ministerio de Salud Pública que las autoriza.

Así lo confirmó este martes la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), Mariela Castro, a través de la televisión cubana.

"Hemos sido autorizados a aplicar el tratamiento completo", dijo quien es también hija del presidente Raúl Castro y agregó que eso incluye "la cirugía feminizante y masculinizante", algo que estuvo prohibido por dos décadas, hasta el año 2008.

En 1988 se realizó la primera de estas operaciones, apoyada por Vilma Espín, la presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas y madre de Mariela Castro. Sin embargo, sin que mediase explicación alguna, se prohibieron nuevas intervenciones quirúrgicas.

Desde que en 2008 se anunció que se reiniciaban las operaciones de cambio de sexo, empezaron a producirse reacciones dispares en la sociedad, desde el silencio incómodo de líderes políticos hasta la total oposición de la Iglesia Católica.

Primera y única

En 1988 se realizó la primera cirugía feminizante, que fue todo un éxito. En los años 90 BBC Mundo conversó con la persona operada, pero la entrevista no fue publicada entonces porque nos pidió que no reveláramos su nombre ni su dirección ni su centro de trabajo.

Image caption Hay una treintena de transexuales esperando ser operados.

Los psicólogos le aconsejaron que se cambiara de barrio para iniciar su nueva vida y se le entregó un apartamento en la otra punta de la ciudad. Sin embargo, pocos meses después la nueva fémina regresaba a su antiguo lugar de residencia.

Cuando conversó con BBC Mundo estaba casada, pero afrontaba algunos problemas psicológicos por el acoso de los hombres que conocían su condición y por la frustración de no poder tener hijos a pesar de ser, aparentemente, una mujer normal.

El primer y único transexual cubano operado recordó, en nuestra conversación, que lo primero que recibió fue un ramo de flores y el carnet de la Federación de Mujeres Cubanas con su nuevo nombre y firmado por Vilma Espín, la esposa de Raúl Castro.

La larga espera

En este momento hay una treintena de transexuales esperando para hacerse una cirugía de cambio de sexo. Si bien es gratuita, lleva años de estudios y tratamiento previo del paciente, tanto en el aspecto físico como en el psicológico.

Image caption La medida produjo reacciones complejas y contradictorias.

Llevan décadas esperando que la sociedad los reconozca como transexuales. El avance ha sido lento: aún hoy afrontan problemas para el cambio de nombre y para vestirse de mujer, aunque el "paraguas" de CENESEX les sirve de gran protección.

Recientemente realizaron la primera marcha por las calles de La Habana, celebrando el día contra la homofobia. Todos los entrevistados reconocieron que se ha avanzado pero recalcaron que a veces de forma muy lenta y algunos se cansan de la espera.

"Para mí no hay nada más importante en mi vida", nos había confesado Daniela, una transexual del CENESEX que se quedó en Canadá hace 3 años. "Lo siento, pero no puedo seguir esperando a ver si algún día autorizan las operaciones", le dijo en ese entonces a BBC Mundo.

Contradicciones

Las reacciones en la sociedad con el tema de la homosexualidad son complejas y contradictorias. Dentro del gobierno existen grandes diferencias, la Iglesia Católica condena las propuestas del CENESEX y la población también está dividida.

Cuando se anunció el pasado año la propuesta de ley que reconoce las uniones de los gay, el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, se mostró bastante reacio, mientras que el ministro de Cultura, Abel Prieto, expresó su total apoyo.

La Iglesia Católica lanzó durísimas críticas; el propio cardenal Jaime Ortega afirmó que los fieles se sienten "sorprendidos y disgustados" por estas medidas que califica de "ideología liberal del vale todo" que, según él, promueve la homosexualidad.

En la calle hay de todo, pero la sociedad parece cada vez más comprensiva con el tema, las actividades educativas del CENESEX y del Centro de Información del SIDA han sido claves en la aceptación de esta minoría marginada durante años.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.