Alto a las fotos "íntimas" de Berlusconi

Silvio Berlusconi
Image caption El primer ministro italiano envió una petición a la Fiscalía de Roma para evitar la publicación de las fotos.

En un capitulo más de la polémica que envuelve a Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano consiguió que las fotos de diversas fiestas en las que participó, incluida la de Año Nuevo, no salieran a la luz. Al parecer, mostraban a jovencitas en escenas comprometedoras.

Presuntamente en esas fiestas estuvo presente Letizia Naoemi, la chica de 18 años que se encuentra en el centro del debate en Italia por supuestamente haber causado la ruptura matrimonial del mandatario.

Berlusconi logró que la fiscalía de Roma detuviera la publicación de las más de 300 fotografías tomadas en su mansión de Cerdeña y en otros lugares.

Además, las imágenes serán incautadas por haber sido tomadas de forma ilegal por el fotógrafo Antonello Zappadu desde una terraza vecina. Sin embargo, el fotógrafo asegura que no hubo invasión del la propiedad privada, ya que fueron captadas desde el exterior de la villa.

Íntimas pero legales

Según una copia de la petición que hizo el primer ministro a la justicia italiana -publicada este sábado por el diario Corriere della Sera- , el fotógrafo ofreció las fotos a la revista Panorama por más de US$2 millones.

Berlusconi también alega que tal y como se observa en las fotografías "se trata de sujetos fotografiados en momentos de absoluta intimidad, pero legales, sin relevancia o connotaciones particulares" y que fueron tomadas de forma ilegal con el uso de un equipo fotográfico "potente e intrusivo".

Entre las imágenes habría algunas de chicas en topless y las de una fiesta celebrada por Berlusconi en mayo de 2008 en honor al primer ministro checo, Mirek Topolanek.

La fiscalía ordenó la confiscación de más de 300 de las fotografías y abrió una investigación contra su autor por violaciones a la privacidad y fraude.

Una amistad peligrosa

Image caption Naoemi Letizia es la chica causante de la polémica en Italia. Tiene 18 años y es aspirante a modelo.

La amistad de la chica con Berlusconi ha desatado un escándalo político en Italia. Su esposa, Veronica Lario pidió el divorcio a principios de este mes, luego de que saliera a la luz la visita del primer ministro a la fiesta de 18 años de Naoemi en la que le regalo un carísimo collar.

"No puedo quedarme con un hombre que tiene encuentros con menores", afirmó entonces Lario. Como respuesta, el primer ministro juró por sus hijos, no haber tenido nunca una aventura con una adolescente y dijo que dimitiría en caso de que se descubra que ha mentido al respecto.

El corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, explicó que "el caso ha alterado a la base católica que apoya a Berlusconi, a poco días de que se celebren las elecciones europeas". "Incluso la Iglesia lo ha criticado por ser un mal ejemplo para los jóvenes", señala Kennedy.

La edad de consentimiento para tener relaciones sexuales en Italia es de 16 años, pero antes de los 18 son considerados menores. Berlusconi se ha comprometido a dar una explicación al Parlamento sobre su relación con Letizia, sin embargo no fijó una fecha para hacerlo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.