París condecora al Dalai Lama

El Dalai Lama
Image caption EL Dalai Lama señala que su visita a París no es política.

El líder espiritual en exilio de los tibetanos, el Dalai Lama, recibió este domingo en París el título de "ciudadano de honor" de la capital francesa.

"Recibo esta distinción como ser humano para defender los valores humanos, la paz y la no violencia", declaró el premio Nobel de la Paz al aceptar el título.

El Dalai Lama insiste en que su visita a Francia no tiene un tinte político pero esto no ha impedido que se genere un dolor de cabeza diplomático para los franceses. China le advirtió a Francia que podría dañarse la relación bilateral.

El gobierno chino ha arremetido verbalmente contra los países europeos que esta semana han recibido al líder tibetano, quien actualmente realiza una gira por Europa.

El alcalde de París, Bertrand Delanoe, dijo que el reconocimiento es una iniciativa de la ciudad y no del estado francés, y no se tiene previsto que el Dalai Lama se reúna con autoridades francesas.

De acuerdo con el colaborador de BBC Mundo en la capital francesa, Gerardo Lissardy, la condecoración de París al Dalai Lama ocurre mientras Francia y China intentan mejorar sus relaciones bilaterales, que se tensaron el año pasado por diferencias sobre Tibet.

China advirtió en mayo a París que evitara cometer "errores" sobre Tibet de cara a la visita del Dalai Lama, a quien Pekín ve como un separatista y busca aislar de contactos con autoridades extranjeras.

Hace unos meses, China postergó una cumbre con la Unión Europea en protesta por el encuentro que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tuvo con el Dalai Lama en Gdansk, Polonia, en diciembre de 2008.

Amenazas de boicot

Otro hecho que molestó a China fue la amenaza que Sarkozy hizo en marzo de 2008 de boicotear la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín debido a la represión de manifestantes en Tibet.

Sarkozy finalmente asistió al evento en agosto, pero su amenaza generó una ola de críticas chinas en internet, con llamados a boicotear el turismo en Francia y a los hipermercados franceses Carrefour en China.

Sin embargo, este año hubo gestos de distensión, con un encuentro en abril entre Sarkozy y el presidente chino, Hu Jintao, durante la cumbre del G20 en Londres, después de que Francia descartara apoyar la independencia tibetana "en cualquier forma".

"No somos firmes"

Jean-Vincent Brisset, director de investigaciones sobre China en el Instituto francés de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) afirmó que desde hace tiempo Francia tiene una posición de "debilidad" ante China.

"Vamos de una posición a otra, no somos firmes, y ellos explotan eso", declaró a BBC Mundo. "No hay una estrategia francesa con China, a diferencia de los británicos o los alemanes".

Según Brisset, el impacto que la nueva condecoración al Dalai Lama tendrá en la relación bilateral dependerá de la reacción china.

"Quizás cancelen algo con la ciudad de París, pero también pueden decidir que (el alcalde de París) es un funcionario francés y hacer algo, o no hacer nada", dijo. "Lo pueden llevar a cualquier nivel".

Budismo a la francesa

Marie Holzman, una sinóloga francesa que preside la organización Solidaridad China, descartó que la distinción afecte la relación bilateral a largo plazo, pero dijo que sin dudas tendrá un impacto a corto plazo.

En diálogo con BBC Mundo, Holzman notó que este momento es "muy sensible" para las autoridades chinas por el 20º aniversario de la matanza de Tiananmen cumplido el jueves y eso podría amplificar el malestar por la condecoración parisina.

Francia alberga en la localidad de Evry, en las afueras de París, la mayor pagoda europea, inaugurada por el Dalai Lama el año pasado. Se estima que hay cerca de 600.000 budistas en el país y que cinco millones de franceses tienen simpatía por esa religión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.