Condenado a escribir un libro

Juez Ricardo Urbina. Foto cortesía de United States District Court.
Image caption Este juez estadounidense tiene un original modo de hacer cumplir la ley.

Cuando un niño no se comporta bien en la escuela, uno de los castigos suele ser escribir una redacción.

Con esa misma filosofía, un juez en Estados Unidos decidió condenar a un ex alto ejecutivo de la industria farmacéutica a escribir un libro.

El directivo, Andrew G. Bodnar, se había declarado culpable de haber prestado falso testimonio en un caso en el que se disputaba la patente de un medicamento.

La BBC entrevistó a Ricardo Urbina, juez en la Corte del Distrito de Columbia sobre su original modo de hacer cumplir la ley.

Usted condenó a Andrew Bodnar, ¿de qué se trataba el caso?

El caso involucró a dos compañías farmacéuticas que hicieron un acuerdo, un acuerdo no competitivo, que cuando fue revisado por la Comisión Federal de Comercio, requirió que el individuo al que condené aportara información sobre si el acuerdo podía afectar al consumidor.

En su declaración indicaba una cosa, pero después la comisión se dio cuenta que era falsa. Así que fue acusado y se declaró culpable.

Entiendo que fue un delito menor, ¿cómo se le ocurrió la idea de condenarlo a que escribiera un libro? ¿Qué instrucciones le dio?

Yo indiqué que la sentencia implica varios factores, que el juez revisa y decide a la luz de las circunstancias del caso: uno de esos factores es la rehabilitación, otro es la retribución y también está la capacitación y la disuasión.

Yo le indiqué al señor Bodnar que, a la luz de su experiencia, de sus habilidades y educación, estaba dispuesto a ponerlo en libertad condicional por dos años con una fianza de US$5.000.

Pero como la ley busca promover el respeto y la sentencia es un aspecto vital de ese proceso, le ordené que escribiera un libro que pudiera ser útil para otras personas que se encuentren en una situación parecida, para que de esa manera no cometan acciones contrarias la ley.

¿Y con respecto a la disuasión?

La disuasión tiene dos partes, disuasión para el individuo que cometió el delito y disuasión para el público general.

Esta persona, que cuenta con una muy buena formación, ahora tiene que sentarse a diseccionar cómo se metió en problemas y entenderlo, no sólo para que lo comprenda él mismo, sino para que lo escriba de forma comprensible para otros. Creo que va a ser una tarea que le va a requerir una buena cantidad de tiempo y esfuerzo.

Cuando comunica una sentencia como ésta, ¿Qué reacción espera que se produzca en el condenado?

Lo mejor es que lo acepte, porque mostrar arrepentimiento y hacerse responsable de los actos de uno mismo es una parte del proceso que esperamos del defendido.

En este caso discutimos el tema del libro y él no pareció afectado para nada por el hecho de tener que invertir una gran cantidad de tiempo en escribir algo que yo voy a leer.

Usted ya hizo esto con un cabildero, así que tiene dos libros en marcha o escritos. ¿Quiere leer esos libros?

El primer libro fue requerido a un individuo que se declaró culpable en 1998. Era un cabildero activo. Le pedí que escribiera un libro dirigido a la campaña de las elecciones federales y le pedí que fuera un libro instructivo para otros cabilderos. Para ser honesto, no estaba muy interesado en leer ese libro. Pero en estas circunstancias creo que ese individuo puede escribir algo que estaré interesado en leer.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.