Por qué fue un revolucionario

Michael Jackson
Image caption Michael Jackson fue un inovador del género pop y el video musical.

Durante cinco décadas en la industria de la música popular Michael Jackson dejó su huella en el género, no en pocas ocasiones profunda y muchas veces revolucionaria.

En conjunto o como solista, Jackson cambió la percepción para el público en general del cantante negro, para luego revolucionar la figura del ídolo pop. Rompió barreras raciales, internacionales y generacionales, sus conciertos marcaron hitos en la historia del espectáculo y definió lo que sería el vehículo para todo artista y grupo de la industria discográfica: el video musical.

Desde sus inicios con el grupo que conformó con sus hermanos, los Jackson 5, bajo el auspicio del sello Motown -que lanzaba al mercado blanco artistas de raza negra- el chiquilín Michael se destacó por su carita angelical, vibrante voz, agilidad para el baile y gran manejo del escenario, a pesar de sus tiernos años.

Solista

Los Jackson 5 interpretaban una combinación de canciones con ritmos ágiles mezclados con pop y temas románticos arraigados en el género soul de la música negra.

Image caption Thriller fue más un cotrometraje que un video musical.

Fueron el conjunto más exitoso de Motown, invitados a participar en sus propios especiales de televisión, que resaltaron aún más las cualidades del joven Jackson. Gordon Berry, fundador y productor de Motown, no cesaba de insistir en darle un papel estelar a Michael, colocándolo al frente de sus hermanos con piezas en solo para destacar sus dotes de cantante y bailarín.

Inevitablemente llegó el momento de lanzarse como solista y lo hizo primero con el álbum "Off the Wall" y luego con "Thriller" que, con sus 65 millones de copias vendidas, estableció un récord comercial que -en la opinión de muchos entendidos- jamás será superado.

El video musical

El lanzamiento de estos discos vino acompañado de varios videos, un elemento que poco a poco se volvía cada vez más indispensable en el mercado de la música.

En la incipiente industria de los videos musicales las producciones de esa época era poco más que una grabación del artista o conjunto haciendo fonomímica de una pista musical. Michael Jackson transformó el genero.

Jackson abordó el video de su sencillo "Billie Jean" como si fuera una película; contando una pequeña historia en 3 minutos, filmado con los más altos estándares de producción, incluyendo diseños especializados de escenografía, iluminación, efectos especiales, vestuario y coreografía.

La difusión de los videos musicales se hacían a través del nuevo canal de suscripción MTV, que en ese entonces apenas empezaba a acumular afiliados y "Billie Jean" tuvo una audiencia limitada.

Superestrella

Todo cambió una noche de mayo de 1983, cuando Motown presentó un especial de televisión celebrando el 25 aniversario de su fundación. Fue una velada con todos los éxitos y artistas del sello, pero pasó a la historia por uno de sus eventos.

Image caption Los conciertos de Jackson también eran espectaculares.

Los Jackson 5, reunidos por primera vez en varios años, cantaron un mosaico de sus canciones para luego dejar a Michael solo en el escenario para interpretar "Billie Jean".

El público en la sala y los millones de televidentes en todo el mundo observaron estupefactos la nueva figura andrógina de Michael Jackson -en sus primeras etapas de cirugía plástica- imponiendo su nueva moda de vestir, cantando el contagioso tema musical acompañado de su famosa caminata lunar. Fue un momento de epifanía, una visión imposible, había nacido una superestrella.

El video "Thriller" cimentó la reputación de Jackson como genio del pop. Más un cortometraje que un video musical, "Thriller" incluyó un numeroso elenco de actores, cantantes y bailarines bajo la dirección del destacado cineasta hollywoodense, John Landis (director de "Un hombre lobo en Londres"), y con un presupuesto de millones de dólares.

A partir de entonces, cada vez que Jackson lanzaba una nueva canción, la expectativa no sólo se centraba en el tema musical sino en las innovaciones que haría en el género de los videos musicales y las nuevas técnicas de efectos especiales y cinematografía.

Conciertos

Esto, a su vez, influyó sus conciertos en vivo, pues tenían que reflejar la misma experiencia visual y sonora de los videos musicales y fue así que se convirtieron en complejos espectáculos de luz, sonido, efectos y coreografía.

Cualquier artista que quisiera competir con el rey del pop tenía una difícil tarea para superar sus producciones, tanto en el escenario como en video.

Tanto impacto causó sobre la afición y la industria discográfica, que años más tarde -tras haber superado acusaciones de pederastia, prensa negativa y sufrido de mala salud- el mundo esperaba con anticipación su regreso.

Una serie de 50 conciertos en Londres para mediados de este año se vendieron en cuestión de horas. Prometían ser el regreso espectacular de quien definió la música popular durante los últimos 30 años, cuando lo sorprendió la muerte.

Contenido relacionado