Artistas rindieron tributo a Jackson

Ceremonia en el Staples Center
Image caption La ceremonia contó con la presencia de numerosas figuras del espectáculo.

Seguidores, familiares, amigos despidieron este martes en una emotiva ceremonia en el Staples Center de Los Ángeles al rey del pop, Michael Jackson.

Su féretro fue llevado al frente del escenario por sus hermanos, tras un breve funeral privado en el cementerio Forest Lawn. Un coro gospel acompañó el ingreso del ataúd.

La ceremonia pública se inició después de las 10:00 am hora de Los Ángeles.

La cantante Mariah Carey inició el espectáculo cantando I'll Be There.

Lionel Richie, por su parte, cantó Jesus is love, mientras que el fundador de la compañía discográfica Motown, Berry Gordy, recordó los comienzos del artista junto con los Jackson Five.

Image caption Su féretro fue llevado al frente del escenario por sus hermanos.

La actriz Queen Latifah, visiblemente emocionada, también participó en el homenaje en "nombre de los fans de todo el mundo" y aseguró que "Michael era la estrella más grande en la Tierra".

En la ceremonia, que millones de personas han visto en todo el mundo a través de la televisión e internet, se emitió un video en el que se repasaba el legado musical del "rey del pop".

A continuación, el veterano Stevie Wonder se sentó frente al piano para cantar el tema el tema Never Dreamed You'd Leave in Summer.

"Este es un momento que desearía no haber vivido para ver", dijo apenado el veterano cantante.

Image caption Brooke Shields realizó un emocionado discurso.

Las estrellas del baloncesto Kobe Bryant y Magic Johnson evocaron sobre el escenario del Staples Center la entrega de Michael Jackson a las causas benéficas.

Poco antes del comienzo de la ceremonia, se leyeron sentidos mensajes del ex presidente sudafricano, Nelson Mandela, y de la cantante y amiga Diana Ross, quien no asistió al acto público.

Al funeral privado celebrado previamente en el cementerio Forest Lawn, asistieron familiares y amigos cercanos.

Descartado ya el entierro en el rancho de Neverland, la ceremonia tuvo lugar en el exclusivo cementerio situado en Hollywood Hills.

Pese a los deseos de la familia de darle el último adiós en una ceremonia privada, el lugar estuvo colmado de paparazzis y lo sobrevolaron varios helicópteros de canales de televisión.

El último adiós

Antes de la ceremonia, las rutas aledañas al Staples Center fueron cerradas. El lugar es simbólico, debido a que allí el cantante llevó a cabo sus últimos ensayos para la serie de conciertos que debía ofrecer en Londres este mes de julio.

Dentro del complejo, había una gran pantalla con la imagen del cantante en la que se podía leer: "En tu memoria. Michael Jackson - Rey del Pop - 1958 - 2009"

Más de un millón y medio de fans concursaron para ganar uno de los pases para asistir al evento. Para entrar al Staples Center, los ganadores debieron portar su entrada y llevar puesto un brazalete que la acompaña.

Quien no asistió a la celebración fue la veterana actriz y diva de Hollywood Elizabeth Taylor, íntima amiga de Jackson, quien ha dicho que no irá al homenaje porque lo considera un "circo". "No quiero llegar a ser parte de eso. Le amaba demasiado", dijo.

Otra gran ausente fue Debbie Rowe, ex esposa de Jackson y madre de sus dos hijos mayores. A través de su abogada, informó en un comunicado que su presencia hubiera supuesto una "distracción innecesaria" para un homenaje que debe centrarse "exclusivamente en el legado de Michael".

Las autoridades de Los Ángeles pidieron a la población que permanezca en sus hogares y siga la ceremonia por televisión.

La ceremonia está siendo transmitida en vivo en 50 salas de teatro de Estados Unidos. Además es televisado para todo el mundo y se espera que sea uno de los eventos con más audiencia de la historia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.