Tú... ¿has hecho el moonwalk?

Moonwalk
Image caption El paso inmortalizado por Jackson vuelve a estar de moda.

Tras varios días repletos de información sobre vida y obra del Michael Jackson, surge la posibilidad de ser parte activa de uno de sus homenajes. ¿Dónde? Simple, en internet.

La idea se le ocurrió a una estación de radio belga, Studio Brussel, que desarrolló un proyecto en línea: formar una cadena eterna de moonwalk donde los internautas son los protagonistas.

Como suele suceder con las grandes ocurrencias en la red, el mecanismo es sencillo: basta subir a eternalmoonwalk.com un video -de 10 segundos y no más de 3MB- haciendo el paso de baile frente a una cámara fija, asegurándose de aparecer de pies a cabeza, de izquierda a derecha y terminar en una pantalla vacía. Los creadores se encargarían de unir cada uno de los videos formando una gran cadena al ritmo de Thriller.

No hizo falta más. El rumor se regó como pólvora y cientos de improvisados bailarines pusieron pies a la obra: frente a la cámara desfilan imágenes a color, blanco y negro, niños, ancianos, mascotas, bailarines expertos y novatos en la intimidad de una habitación o en pleno centro de trabajo. Están los solitarios o los que participan en grupo, usando un sombrero o en pijama. Hay tantas ideas como la red lo permite.

Según Gabriel Sama, periodista mexicano y consultor de medios, el fenómeno es generacional: "Tiene que ver con la generación de menos de 30 que está familiarizada con estas tecnologías y tiene un sentido de la privacidad muy diferente. Una generación que se siente muy cómoda compartiendo su imagen", aseguró en entrevista para BBC Mundo.

Para los poco adiestrados en el baile, la página ofrece un video tutorial para bailar como Jackson en nueve -valga la redundancia- pasos.

Más que un homenaje

La página Eternal Moonwalk es una muestra más del fenómeno de las redes sociales en internet: dejar de ser un espectador que consume información para formar parte del contenido.

Los expertos aseguran que para que estos fenómenos ocurran tiene que darse la concordancia entre el suceso y el medio.

"El hilo conductor es una temática que se une a un medio social. Necesitan estar juntos para que sea un fenómeno masivo. El volumen es la diferencia. Esta misma iniciativa hace una semana no hubiera tenido la misma respuesta" dice Sama.

Así un interés común, emular a Michael Jackson, no es más que un pretexto que vuelve a revelar las posibilidades de la red: unir a cientos de personas, obligarlas a dejar su asiento, provocarlas a filmarse haciendo un paso de baile -casi siempre ridículo- y subirlo a la red.

"No es Michael Jackson. Es una generación que responde con entusiasmo a esos seudoeventos. Todos se vuelcan, tienen una reacción agresiva para empatar con los requisitos de su generación. Hace una semana el tema "de moda" era Irán, ahora es Jackson" concluye Sama.

En tanto, la página en la web sigue dando vueltas a su contador de metros caminados en moonwalk. Aún no sabemos si el objetivo será como su nombre lo dice, lograr una caminata eterna.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.