"Vaciaban tumbas y las vendían"

Cementerio Burr Oak de Alsip
Image caption Las autoridades acusan a la gerente del cementerio de dirigir la trama.

La policía de Illinois, en Estados Unidos, acusó a cuatro empleados de un cementerio de desenterrar cerca de 300 cuerpos, para luego revender el espacio de las tumbas, según informaron hoy en una rueda de prensa las autoridades.

Los acusados habrían depositado los restos de los cadáveres en la parte trasera del cementerio Burr Oak de Alsip.

Según el corresponsal de la BBC en Washington, Jonathan Beale, en este están enterrados los restos de famosos como la cantante de blues Dinah Washington o el Boxeador Ezzard Charles, así como de Emmet Till, un chico de 14 años cuyo brutal asesinato en 1955 dio ímpetu al movimiento de los derechos civiles en EE.UU.

El sheriff del condado de Cook, Tom Dart, dijo a los medios que las labores de investigación podrían prolongarse "durante meses", por la manera caótica de actuar de los acusados.

"Los tiraban en cualquier parte"

"Desenterraban los cuerpos y los tiraban en cualquier parte o incluso los empujaban para hacer sitio a otro féretro", explicó Dart.

Las autoridades acusan a la gerente del cementerio, Carolyn Towns, de dirigir la trama, con la que los acusados podrían haber ganado US$300.000.

Las autoridades dijeron que Towns se habría apropiado de donaciones que recaudó con la falsa premisa de construir un museo en honor de Emmett Till.

Decenas de personas se agolparon a las puertas del camposanto -situado a unos 20 kilómetros de Chicago- ansiosas por saber si las tumbas de sus familiares habían sido profanadas.

Contenido relacionado