Rechazan traslado de los restos de Artigas

Jinetes uruguayos cabalgan por el centro de Montevideo.
Image caption Los jinetes partieron desde diversas zonas del país y cabalgaron durante más de diez días.

Más de un centenar de jinetes llegaron con sus caballos este sábado al centro de Montevideo desde distintas partes del país, tras una cabalgata de 10 días, para manifestar su disconformidad con una decisión del presidente Tabaré Vázquez de trasladar los restos del prócer uruguayo José Gervasio Artigas.

A pesar del frío invernal y la niebla, cientos de personas se congregaron en la Plaza Independencia, la principal de la ciudad, donde una estatua ecuestre de Artigas se alza en su centro, y apoyaron y vitorearon a los organizadores de la marcha que leyeron una proclama en la que solicitaron al mandatario que deje sin efecto su plan.

El pasado 19 de junio, al conmemorarse los 245 años del nacimiento de Artigas, Vázquez anunció su intención de trasladar los restos del prócer.

"Al rescate de Artigas"

El presidente dijo en cadena nacional de radio y televisión que se busca "rescatar a Artigas del frío mausoleo al que lo recluyó el autoritarismo", ya que sus cenizas están dentro de una urna en un mausoleo de mármol y granito debajo de la Plaza Independencia, que fue inaugurado en 1975 por el gobierno militar que dirigió el país entre 1973 y 1985.

El mandatario quiere trasladar los restos a un edificio ubicado frente a la plaza, el Palacio Estévez, que fuera sede del gobierno hasta 1985 y donde se creará un museo histórico para recordarlo.

"No podemos defraudar a este conductor, cuyo único refugio fue, es y será su pueblo, que este 19 de junio renueva su voluntad y compromiso para que nunca más haya desconfianza y enfrentamiento entre uruguayos, para que el horror del pasado reciente nunca vuelva a suceder, nunca más", concluyó Vázquez, en alusión a los hechos vividos durante el gobierno de facto.

Polémica

Image caption El presidente Tabaré Vázquez quiere trasladar los restos de Artigas al Palacio Estévez.

La idea del presidente dividió a la sociedad e inmediatamente surgieron voces opuestas a esta decisión.

Pedro Graña decidió iniciar una cabalgata desde su ciudad, Mercedes, ubicada a casi 300 kilómetros de Montevideo, en señal de protesta.

Junto a una decena de hombres que comparten su oposición al traslado de los restos de Artigas montó a caballo durante 10 días para llegar hasta el lugar donde se encuentran los restos del prócer y hacer oír su posición.

"Se debe respetar la voluntad de los orientales que están en contra de este proyecto", le dijo Graña a BBC Mundo al término del acto, mientras era saludado por decenas de personas que le agradecían por su iniciativa. "Artigas le pertenece a él (Vázquez) tanto como al resto del pueblo y ni los descendientes han sido consultados", expresó. Dijo además que si el presidente lleva adelante su proyecto "va a sentar un precedente que va a permitir que en el futuro se pueda disponer de los restos de un lado para el otro".

Walter Pereyra, quien acompañó a Graña en la travesía, en la que enfrentaron "cinco heladas a la intemperie", le dijo a la BBC que espera que el presidente "recapacite cuando termine de leer la proclama". Vázquez interceptó a los jinetes a pocas cuadras de que la marcha de caballos llegara a la plaza, les pidió que le envíen la proclama a su despacho y se comprometió a estudiar el asunto, relataron Pereyra y Graña.

Los jinetes aclararon que su marcha no tiene una motivación política y que en sus filas hay personas que apoyan a distintos partidos políticos. "A nosotros nos une Artigas y el respeto a su memoria", dijo Graña.

En manos del presidente

Image caption Pedro Graña inició la cabalgata en su ciudad, ubicada a 300 kilómetros de la capital uruguaya.

Legisladores de la oposición también criticaron el proyecto de Vázquez. El diputado Jaime Trobo, del Partido Nacional, estuvo presente en la plaza y le dijo a BBC Mundo que cree que la decisión tiene fines políticos. "Se condice con una misión que parece tener el gobierno de quedar para la historia en todo", dijo.

Centros militares también manifestaron su oposición al traslado. En un comunicado conjunto aluden al motivo esgrimido por Vázquez de que el mausoleo fue construido durante el gobierno de facto. "¿Qué debe hacerse con las represas (hidroeléctricas) de Salto Grande y Palmar, los puentes sobre el Río Uruguay?", también construidos durante el régimen militar, se preguntan.

La Comisión de Constitución y Legislación del Senado planea discutir el proyecto el próximo martes.

Habrá que esperar para ver si el presidente Vázquez decide cambiar de opinión ante el reclamo o si sigue adelante con su plan de mover los restos de Artigas de lugar el próximo 23 de septiembre, en el aniversario del fallecimiento del prócer.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.