Berlusconi: esta vez serían tumbas

El primer ministro italiano, Silvio Berslusconi
Image caption El caso podría abrir una investigación arqueológica.

El primer ministro italiano, Silvio Berslusconi, es una vez más el centro de las críticas opositoras debido a revelaciones de un periódico de que encontró 30 tumbas fenicias en los terrenos de su residencia de Villa Certosa, en Cerdeña, las cuales tendrían que haber sido declaradas como establece la ley.

La existencia de "30 tumbas fenicias del año 300 antes de Cristo" trascendió mediante supuestas grabaciones secretas hechas por una prostituta con la que Berlusconi habría tenido relaciones sexuales.

La mujer, Patrizia D'Addario, presuntamente hizo las grabaciones -que incluyen detalles explícitos de contenido sexual- durante fiestas privadas en el palacio Grazioli, la residencia romana del primer ministro.

Las grabaciones han sido difundidas en varios partes por el semanario L'Espresso.

Explicaciones

En respuesta a la publicación de las dos primeras series de grabaciones, Berlusconi afirmó este domingo que no es "un santo".

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, asegura que el jefe de gobierno tendría que dar muchas más explicaciones en caso de comprobarse la existencia de las tumbas.

Kennedy manifiesta que de acuerdo con las leyes italianas descubrimientos de relevancia histórica o arqueológica en terrenos privados tienen que ser reportados para que las autoridades procedan a inspeccionarlos, por lo que el caso podría abrir una investigación arqueológica.

Tras la revelación del material sonoro, la oposición exigió a Berlusconi que acuda el parlamento a hacer aclaraciones.

"Sería muy grave que un hallazgo de tales características hubiera transgredido la normativa que regula este tipo de casos", dijo Andrea Marcucci, senador del opositor Partido Demócrata, citado por la agencia de noticias EFE.

De acuerdo con medios de prensa italianos, las autoridades del patrimonio cultural en Cerdeña no saben nada sobre el presunto yacimiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.