Última actualización: jueves, 20 de agosto de 2009 - 18:57 GMT

Topless pasa de moda en su tierra natal

Playa de  Niza, sur de Francia

Cada vez menos francesas toman el sol con el torso descubierto.

Las francesas parecen haber encontrado un buen par de razones para dejar de hacer topless, la práctica de tomar sol con los senos descubiertos que exportaron al mundo pero que ahora está démodé en su tierra natal.

Ya sea por el cuidado de la salud o por una nueva forma de visualizar el cuerpo femenino, barajan los expertos, este verano en Francia se ven menos mujeres con el torso desnudo en la playa y otros sitios públicos.

El panorama actual contrasta con el furor que el topless causó en el país hace unas décadas, tras las revoluciones culturales de la década de los años 60, que instalaron la práctica como un símbolo de la libertad femenina.

"Parece que molesta"

El cambio es notorio desde Saint Tropez, la ciudad balnearia de la Costa Azul francesa donde comenzó la fiebre del topless hace 40 años, hasta las playas menos concurridas del noroeste del país.

"Hace 20 años (hacer topless) era la norma: la mayoría de las mujeres jóvenes lo hacían", relató Gaelle Leméoté, una francesa de 36 años que también solía descubrir su torso en las playas de la Bretaña.

Especialistas franceses argumentan que el topless se asocia cada vez menos con la vieja lucha feminista.

Sin embargo, Leméoté dijo a BBC Mundo que esa práctica "poco a poco ha desaparecido de las playas", a tal extremo que este verano ella también optó por cubrirse.

"Si lo haces, te encuentras sola… ahora parece que molesta", comentó.

Una encuesta reciente de la empresa IFOP indicó que casi un cuarto de las francesas dicen sentirse molestas al ver otras mujeres con los senos desnudos en la playa y más de la mitad (57%) al verlas en un jardín.

Los porcentajes aumentan a medida que baja la edad de las consultadas: una de cada tres jóvenes de entre 18 y 24 años afirman perturbarse al presenciar un topless en la playa y tres de cada cuatro en un jardín.

"Cuestión de pudor"

François Kraus, uno de los autores de la encuesta de IFOP, explicó a BBC Mundo que la diferencia de actitudes ante el topless entre una generación y otra está vinculada a "una cuestión de pudor".

A su juicio, las mujeres de más de 50 o 60 años pertenecen a una generación que "favorece un liberalismo cultural, que no es necesariamente compartido por la generación más joven".

Playa artificial en la rivera del río Sena

El topless está prohibido en las playas artificiales de París.

Hoy en Francia puede ser más fácil ver topless en mujeres de unos 50 años, reminiscencias de cuando la práctica equivalía a reivindicar la libertad de hacer lo que uno quisiera con su propio cuerpo.

El reclamo sigue vigente para un grupo de feministas, "Las Tumultuosas", que suele organizar actos sorpresivos de topless en piscinas públicas de París, donde hacerlo está prohibido. En ocasiones los guardianes han llamado a la policía.

El "monokini", como se llama aquí al topless, también está prohibido para las mujeres en las playas artificiales de París que se crean cada verano al lado del Sena. Quienes desafían la regla arriesgan una multa.

Sin embargo, en las playas de la costa francesa el topless está permitido.

"Cuerpo perfecto"

Especialistas franceses como el historiador Christophe Granger, que ha publicado un libro titulado "Corps d'été" ("Cuerpos de verano"), argumentan que el topless se asocia cada vez menos con la vieja lucha feminista.

A su juicio, la exhibición de los senos en un espacio público hoy está más vinculada a la idea del "cuerpo perfecto" de las mujeres, promovida a menudo por afiches publicitarios o revistas de moda.

La encuesta de IFOP indicó que más de la mitad (52%) de las francesas niegan amar su propio cuerpo, quizás por la exigencia de parecerse a esa imagen moderna del cuerpo femenino.

Pero el sociólogo francés Jean-Claude Kaufmann argumentó en el diario Metro France que el cambio respecto al topless también está relacionado con una confusión frecuente entre los riesgos de los cánceres de piel y de seno.

"Finalmente, hoy asistimos al regreso de los valores familiares y de seguridad", dijo. "El pudor y la discreción son la norma".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.