Dan Brown: más comprado y más donado

Portada del libro "El Código Da Vinci"
Image caption "El Código Da Vinci" vendió más de 80 millones de ejemplares.

Dan Brown podrá haber vendido más de 80 millones de ejemplares por su libro "El Código Da Vinci". Pero también es el más devuelto en tiendas de libros de segunda mano.

La organización no gubernamental de desarrollo Oxfam nombró a Brown el autor "más donado" en su cadena de tiendas de caridad.

La ONG internacional, con sede en Reino Unido, aseguró que entre los cinco primeros lugares, de una lista de dudoso honor, se encuentran también John Grisham, Ian Rankin, Danielle Steel y Helen Fielding.

Las otras posiciones fueron ocupadas por Stephen King, JK Rowling, Catherine Cookson, Patricia Cornwell y Mills & Boon.

Sin embargo, Brown puede estar tranquilo por el hecho de que es el segundo autor más vendido en las 700 sucursales de Oxfam.

"Hay un ejercicio de reciclaje útil. No es solo que la gente dice: 'he leído El Código Da Vinci y ahora tengo que deshacerme de él'", aseguró David McCullough, director de comercio de Oxfam, según el diario británico The Guardian.

Un ejemplar de "El Código Da Vinci" se consigue en las tiendas de Oxfam por £ 2,99 (unos US$5), de acuerdo al sitio web la ONG.

A puro éxito

"El Código Da Vinci" fue publicado en 2003 y se convirtió en un fenómeno mundial. Vendió 11,7 millones de copias en el Reino Unido y provocó un enorme interés en sus tres novelas anteriores.

La popularidad también dio lugar a dos películas con Tom Hanks en el papel del personaje central, Robert Langdon.

Se espera que su próxima novela "The Lost Symbol" ("El símbolo perdido") se convierta en un éxito cuando se publique el próximo mes.

Oxfam aseguró que las celebraciones del "Bookfest", un festival del libro, el mes pasado generaron un aumento en las donaciones en un 40%.

Algunas han demostrado ser particularmente lucrativas. Una primera edición de JRR Tolkien de "El Señor de los Anillos" fue vendida por £800 (unos US$1.300).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.