Comienza el Ramadán, mes santo musulmán

Mujer rezando.
Image caption En el mundo, más de 1.000 millones de musulmanes celebrarán el Ramadán.

El Ramadán, que simboliza la purificación de los creyentes musulmanes, comenzó este sábado en la mayor parte del mundo islámico. La festividad dura 30 días, período que se usa para la reflexión, las oraciones y el ayuno entre la salida y la puesta del sol.

En el noveno mes del calendario musulmán, el Ramadán, se conmemora el momento en que, hace más de 1.400 años, se cree que las primeras palabras del libro santo del Islam, el Corán, fueron reveladas al profeta Mahoma.

Por esta razón, durante este mes, se dice que las puertas del cielo están abiertas y las del infierno cerradas.

Cada año, la fecha de inicio del Ramadán varía en función de cuándo se ve por primera vez la luna nueva.

En imágenes: así se vive el Ramadán

Se estima que alrededor de 1.000 millones de musulmanes practicantes en el mundo se abstendrán de comer, fumar y mantener relaciones sexuales durante las horas de sol y realizarán rezos extraordinarios por la noche.

El Ramadán dura 30 días y concluye en el momento en que se ve la luna nueva del mes siguiente. En ese momento, durante tres días, se celebra el fin del ayuno con la fiesta conocida como Eid-ul-Fitr.

Ayuno

Como cada año, con el comienzo del Ramadán, se plantea el debate en torno a los riesgos para la salud que puede acarrear el ayuno total de agua y alimentos.

Algunas organizaciones de salud advirtieron a los musulmanes que no descuiden sus necesidades médicas durante el ayuno.

"Este llamado se produce en un año en que el Ramadán comienza en el mes más caluroso del año en muchos países de mayoría musulmana, un hecho que aumenta los temores sobre el impacto del ayuno en la salud de los fieles", comentó Christopher Landau, analista de asuntos religiosos de la BBC.

En este sentido, la mayoría de los musulmanes cree que los enfermos pueden elegir mantenerse fuera de las obligaciones del ayuno.

Impacto de la crisis

Por otro lado, este año, la amenaza de la gripe porcina llevó a varios gobiernos -como el de Irán- a aconsejar o prohibir a sus ciudadanos el peregrinaje a los lugares santos de Arabia Saudita durante el mes del Ramadán.

Esta situación, junto con la recesión, ha hecho que los comerciantes de La Meca y Medina esperen el peor mes en términos económicos de los últimos años.

Según informó la agencia de noticias francesa AFP, las autoridades de Medina esperan que los ingresos caigan un 70% con respecto al mismo periodo de 2008.

Mensaje de Obama

Image caption Muchos fieles se congregaron para celebrar juntos el inicio del Ramadán.

En la víspera del Ramadán, la Casa Blanca publicó un mensaje en video del presidente de Estados Unidos a los musulmanes.

"Los rituales del Ramadán nos recuerdan los principios que tenemos en común y el papel del Islam en los avances en materia de justicia, progreso, tolerancia y respeto a la dignidad de todos los seres humanos", dijo Barack Obama.

El mandatario también se refirió al esfuerzo de Estados Unidos para que finalice la guerra en Irak y para derrotar a los militantes en Afganistán y Pakistán.

"Más allá de las fronteras de Estados Unidos, estamos comprometidos con construir un mundo más pacífico y seguro", apuntó.

En relación al conflicto de Medio Oriente, Obama señaló que Estados Unidos está comprometido con "una solución con dos estados que reconozcan los derechos de israelíes y palestinos a vivir en paz y con seguridad".

"Éste es un momento de renovación, y quiero reiterar mi propósito con un nuevo comienzo en la relación entre Estados Unidos y los musulmanes de todo el mundo", concluyó Obama.

Desde su llegada a la presidencia, Obama ha hablado en varias ocasiones sobre sus deseos de reparar las relaciones entre el mundo musulmán y su país.

"Estados Unidos no está ni estará nunca en guerra contra el Islam", había afirmado en un discurso el pasado mes de junio en El Cairo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.