¿Qué tan rápido puede correr un hombre?

Usain Bolt estableció nuevas marcas mundiales para los 100 y 200 metros durante el Mundial de Atletismo de Berlín hace unas semanas.

Image caption Usain Bolt ha redefinido lo que es posible hacer en las pistas.

Antes sus logros, surge la pregunta: ¿qué tan rápido puede correr un hombre?

En 1968 el estadounidense Jim Hines se convirtió en el primer hombre en romper la barrera de los 10 segundos en la carrera de los 100 metros.

El récord fue siendo erosionado continuamente hasta que Usain Bolt apareció en la escena.

A partir de entonces, la marca se ha ido cayendo carrera tras carrera: Desde 9,72 en mayo de 2008 a 9,69 tres meses después a 9,58 el mes pasado.

El propio velocista está seguro de que puede correr la distancia en 9,4 segundos.

Los analistas están de acuerdo en que Bolt puede mejorar su desempeño.

El atleta todavía afloja el paso al final de la carrera cuando sabe que ya ha ganado por una distancia clara, su técnica en general podría todavía ser refinada y lo que es crucial, aún no ha corrido la carrera con el límite de viento a favor permitido.

Pero, ¿cuál es el mejor tiempo para los 100 metros?

Muy alto

Con una altura 1,96 metros, Bolt es mucho más alto que otros velocistas olímpicos que normalmente tienen entre 1,75 metros y 1,9 metros.

Para los atletas que fueran más altos se pensaba que cualquier ventaja adicional por tener una zancada más larga sería contrarrestada por el hecho de ser más voluminosos.

Algunos científicos han especulado que Bolt podría tener más de lo que se ha calificado de fibras musculares de “contracción rápida” para un hombre de su estatura.

Estas fibras proporcionan a los velocistas las explosiones de poder que necesitan para una rápida aceleración.

Pero otros han sugerido que los hombres más altos simplemente no han estado atraídos al atletismo y que han preferido dedicarse a deportes más lucrativos como el baloncesto o el fútbol estadounidense.

De acuerdo con Rápale Brandon, del Instituto de Deportes Inglés, los atletas más altos y poderosos podrían ahora inspirarse con el ejemplo de Bolt y sentirse atraídos hacia los eventos de carreras de velocidad.

Eso podría reducir el tiempo aún más.

Para lograrlo, el cuerpo humano tendrá que lidiar con mayores fuerzas que se le enfrentan.

Pero el factor clave limitante, indica Brandon, es que los velocistas tienen que tener los pies sobre la tierra por una porción del tiempo para generar su ritmo.

“Creo que llegará a un punto en el que para correr más rápido tendrá que pasar tan poco tiempo con los pies sobre el terreno que no se podrá generar la velocidad”, agregó el experto.

Brandon cree que es impensable que nadie pueda correr más rápido que 9,2 segundos.

Pero él es el primero en admitir que durante generaciones hay gente que ha estado sugiriendo límites para los eventos de atletismo que posteriormente han sido derrumbados.

Contenido relacionado