El heredero que "estafó" a su madre

Anthony Marshall
Image caption Un jurado de Nueva York consideró que Marshall cometió los delitos de fraude y robo.

El hijo de la legendaria filántropa estadounidense Brooke Astor fue declarado culpable este jueves de aprovecharse de la senilidad de su madre en sus últimos años de vida para engañarla y estafarla.

Anthony Marshall, de 85 años e hijo mayor de la fallecida multimillonaria, podría enfrentar una pena de entre 1 a 25 años de prisión.

Tras 12 días de deliberaciones, un jurado de Nueva York consideró que Marshall había cometido los delitos de fraude y robo.

El jurado consideró demostrado que Marshall incrementó sin autorización el sueldo que cobraba por gestionar las finanzas de su madre y alteró su testamento cuando ella no estaba en condiciones de hacerlo según su voluntad.

Cambio de testamento

Según explica el corresponsal de la BBC Matthew Price, Astor padecía de alzheimer cuando murió hace dos años a la edad de 105 años.

Image caption Astor tenía Alzheimer cuando falleció hace dos años.

Su hijo la convenció para que cambiara su testamento, de manera que le dejara sus bienes residuales absolutos, cambiando su plan -establecido mucho antes- de que sus bienes residuales fueran destinados a la caridad.

Durante el juicio, los abogados de Marshall aseguraron que Astor estaba lúcida cuando le dejó millones de dólares de herencia.

Los letrados dijeron además que como hijo único, el heredero -ex infante de Marina y ex embajador estadounidense- siempre fue tratado con generosidad y que durante años administró fielmente los negocios de su madre.

"Estoy asombrado por el veredicto, muy decepcionado, y sin duda vamos a apelar", declaró a la salida del tribunal el abogado defensor Frederick Hafetz.

Generosa realeza

Famosa por sus modales, su inteligencia y elegancia, durante décadas Brooke Astor fue el equivalente estadounidense de la realeza.

En el juicio contra su hijo prestaron testimonio, entre otros, el ex secretario de Estado de EE.UU. Henry Kissinger, la periodista Barbara Walters y Annette de la Renta, esposa del diseñador Oscar de la Renta.

Astor era conocida por haber donado unos US$200 millones a instituciones de Nueva York como la Biblioteca Pública, el Carnegie Hall y el Museo Metropolitano.

La acción judicial fue lanzada por Philip Marshall, nieto de la millonaria, que además acusó a su padre de negligencia en el cuidado de la anciana en la etapa terminal de su vida y de manejo irregular de los bienes.

El jurado también declaró culpable este jueves al abogado Francis Morrissey, al considerar que falsificó la firma de Astor en las modificaciones realizadas en su testamento.

Marshall queda ahora pendiente de que el juez que lleva el caso le imponga la sentencia final correspondiente.