Lula causa una polémica de película

Lula
Image caption La película muestra los primeros 35 años de la vida del mandatario brasileño.

La vida de un chico pobre que sueña con ser camionero, pero que con los años se convertirá en un importante líder sindical y luego en el presidente más popular en la historia de Brasil.

Esa trama, que parece salida de un libreto de Hollywood, es la base de “Lula, hijo de Brasil”, la película sobre los primeros 35 años de la vida del mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

El film -el más caro en la historia del gigante sudamericano- está basado en una biografía autorizada de Lula y el martes inauguró el Festival de Cine de Brasilia, donde fue presentada fuera de concurso.

El preestreno de la película no contó con la presencia del mandatario, que fue representado por su esposa, la primera dama, Marisa Leticia.

Sin embargo la ausencia de Lula no evitó que la ocasión se transformara en un mega evento y acaparara la atención de políticos, periodistas y artistas.

Los comentarios que suscitó el film no se acotaron a lo cinematográfico: miembros de la oposición acusaron a los autores de la cinta de buscar generar “marketing político”, de cara a los comicios presidenciales de octubre de 2010.

Según los adversarios del gobierno, la película tiene como fin impulsar la candidatura de la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, la elegida por Lula para sucederlo.

La oposición también acusa a los cineastas de utilizar fondos públicos para promover el film.

Sin embargo el productor de la película, Luiz Carlos Barreto, aseguró que no recibió “ni un centavo” de dinero público, y rechazó que se tratara de un film oficialista.

Fábula

Según el productor, la película dirigida por su hijo, Fabio Barreto, es una fábula sobre “un niño pobre que se convierte en rey”.

La película exhibe la historia de Lula, desde la infancia hasta la muerte de su madre, cuando era sindicalista. Me di cuenta de que sólo conocíamos a la mitad de Lula, la del sindicalista que llegó a la Presidencia. El film relata la trayectoria anterior”, explicó el creador.

Para Barreto, el gran protagonista de la cinta no es Lula, sino su madre, Lindú, que en el film es interpretada por la popular actriz de telenovelas Gloria Pires.

El mandatario, en cambio, es encarnado por un actor desconocido pero de gran parecido físico con Lula, Rui Ricardo Dias, aunque otros cuatro actores lo representan en su infancia y adolescencia.

Del cine al Congreso

La proyección del film avivó una polémica en torno a un proyecto de incentivo cultural que se debate en estos momentos en el Congreso brasileño.

La propuesta oficialista prevé asignar unos US$24 mensuales a 12 millones de brasileños de bajos recursos, para que puedan acceder al cine, al teatro y a la compra de libros.

Según los datos del gobierno, sólo el 14% de los brasileños va al cine, y un 8% asiste al teatro.

Sin embargo la oposición rechaza la propuesta, que fue enviada al Senado con pedido de urgencia para su votación, y acusa al oficialismo de tener fines proselitistas.

“La urgencia se debe a que van a lanzar la película de Lula. El gobierno gastará cerca 3.000 millones de reales (unos US$1.750 millones) para que el pueblo pueda asistir a la película de Lula”, acusó el senador Tasso Jereissatti, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Más allá de la controversia, está previsto que “Lula, hijo de Brasil”, tenga su estreno mundial el 1 de enero de 2010, nueve meses antes de los comicios presidenciales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.