Lacroix al desnudo

La mayoría de las operaciones de la firma francesa de moda Christian Lacroix pasarán a ser desmanteladas después de que un tribunal en París aceptara este martes un plan de reestructuración presentado por sus propietarios.

Image caption Los diseños de Lacroix se caracterizaron por sus cortes singulares y sus colores intensos.

El fallo implica que la emblemática casa de diseño podrá suprimir sus actividades de alta costura y pret-a-porter, y despedir a la mayoría de sus empleados, conservando sólo a 11 de los 120 trabajadores que tenía.

El drástico recorte aceptado por el Tribunal de Comercio de París es consecuencia de la bancarrota declarada en junio por Christian Lacroix, una compañía que pese a su fama mundial nunca logró ganancias en 22 años de existencia.

El personal que permanecerá en la firma se encargará exclusivamente de manejar las operaciones de accesorios y perfumes Christian Lacroix.

Sin embargo, la decisión del tribunal francés deja abierta la posibilidad de que potenciales compradores surjan en el futuro.

Sin garantías

El diseñador Christian Lacroix fundó su casa de moda en 1987 con el apoyo del grupo francés líder en artículos de lujo LVMH Louis Vuitton Moet Hennessey, que en 2005 vendió la firma al grupo estadounidense Falic.

Aunque en 2008 Christian Lacroix registró ventas por unos US$45 millones, sus pérdidas ascendieron a cerca de US$15 millones.

El fallo judicial de este martes ocurre después que dos potenciales compradores de la firma, el jeque árabe Hassan bin Ali al-Nuaimi y la compañía francesa Bernard Krief Consulting, dejaran pasar el plazo que tenían hasta el jueves para presentar garantías para la adquisición.

La posibilidad de una compra por US$150 millones que manejaba el jeque árabe comenzó a desvanecerse el mes pasado cuando anunció que carecía del respaldo financiero requerido para asegurar la operación.

"La corte rechazó todos los planes propuestos por diferentes compradores y mantuvo el plan para continuar con la compañía propuesto por los actuales accionistas", declaró el abogado de la firma, Simon Tahar.

Diseñar gratis

Los diseños de Lacroix se caracterizaron por sus cortes singulares y sus colores intensos, basados en la influencia de diferentes culturas.

Image caption Lacroix inauguró su firma de alta costura en 1987.

Dos años después de inaugurar su propia firma de alta costura en 1987, Lacroix comenzó a presentar colecciones de accesorios como carteras, zapatos y joyas.

En el correr de las últimas dos décadas, la marca desarrolló una presencia en diversos puntos de Francia y en todo el mundo, con cerca de un millar de locales de ventas.

Al presentar su última colección de alta costura en julio, cuando el futuro de la marca ya estaba comprometido, el diseñador recibió un caluroso homenaje durante la semana de la moda de París.

Lacroix había revelado poco antes que él mismo había prestado dinero y había diseñado gratuitamente colecciones para la compañía en procura de lograr su supervivencia.

A pesar del fallo de este martes, el administrador judicial de la firma, Regis Valliot, comentó que podrían surgir nuevas ofertas de eventuales compradores que hayan preferido esperar a la decisión del tribunal para negociar directamente con los propietarios de Christian Lacroix.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.