Líder anglicano cuestiona obispo lesbiana

Arzobispo Rowan Williams
Image caption Williams recordó a la iglesia Episcopal estadounidense el llamado a la "contención" en este tema.

El arzobispo de Canterbury y líder espiritual de 77 millones de anglicanos, Rowan Williams, advirtió que la elección del segundo obispo abiertamente homosexual en la iglesia Episcopal de Estados Unidos tendrá "consecuencias serias" para la comundiad de fieles en todo el mundo.

Williams recordó a quienes encabezan la iglesia Episcopal que se habían comprometido a restringir la designación de homosexuales para cargos prominentes. Como explica el corresponsal de la BBC Simon Ponsford, Williams reclamó un período de "contención" de las autoridades anglicanas de otras regiones en este tema, para facilitar el arraigo de los lazos de afecto mutuo.

Además, la elección de esta ministra lesbiana -que reaviva la polémica que surgió hace seis años con el primer nombramiento de un jerarca homosexual EE.UU.-, todavía debe ser ratificada, dijo Williams.

Corresponsales de la BBC interpretan sus declaraciones como un llamado para que se reconsidere el nombramiento de la reverenda Mary Glasspool, de 55 años, como obispo asistente en la diócesis de Los Ángeles.

"Estoy muy contenta por el futuro de toda la Iglesia Episcopal, y veo a la diócesis de Los Ángeles liderando el camino", había dicho Glasspool, según la página de internet de la diócesis.

Fisuras

Image caption Glasspool podría convertirse en el segundo obispo abiertamente homosexual de los anglicanos.

La homosexualidad ha causado profundas divisiones en el seno de la iglesia anglicana.

En julio, la Iglesia Episcopal de dos millones de fieles levantó una moratoria a la elección de obispos homosexuales, que había sido interpretada por algunos grupos como un "cese del fuego" entre facciones liberales y más conservadoras, y la comunidad mundial de 77 millones de fieles anglicanos.

Los conservadores estadounidenses formaron una iglesia rival tras la designación en 2003 de Gene Robinson, un religioso homosexual, como obispo de New Hampshire.

Desde esa fecha el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, quien encabeza a los fieles anglicanos en todo el mundo, ha sido presionado para que acepte el nombramiento de religiosos homosexuales.

Sin embargo, el ala tradicionalista de la comundiad insiste en que la Biblia prohíbe la homosexualidad de forma tajante. Los liberales sostienen que el texto sagrado debería ser interpretado de acuerdo a una visión contemporánea.

“Para una comunidad anglicana ya fracturada por el tema de la homosexualidad, esta elección es una señal más de las divisiones de la iglesia”, señaló el corresponsal de asuntos religiosos de la BBC, Chris Landau.

“Para la mayoría de los anglicanos africanos, un jerarca eclesiástico abiertamente gay es algo impensable. Sin embargo para muchos en Estados Unidos, elegir a obispos reconocidamente homosexuales simplemente refleja la diversidad proclamada por la iglesia desde hace tiempo”, agregó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.