Última actualización: jueves, 24 de diciembre de 2009 - 07:12 GMT

Nikté busca público en México

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Una presuntuosa niña de 11 años es transportada a la antigua civilización Olmeca, donde se cumple su deseo de ser princesa. Pero tiene una misión: encontrar en la selva una flor blanca que permita salvar a su pueblo.

Para conseguirla emprende un largo viaje con todo tipo de retos, donde la lección más importante es que una verdadera princesa debe ser una persona paciente, humilde y tolerante.

Afiche promocional de dibujo animado Nikté

Nikté es la más reciente película animada producida en México.

Es la historia de Nikté (flor, en lengua maya), la más reciente película de animación producida en México, y que según su productora, Soco Aguilar, no ha tenido una buena respuesta del público.

Y es que hacer cine en el país es un reto tan grande como la aventura de la niña, porque generalmente las películas se producen con pocos recursos y un presupuesto escaso para publicidad.

El reto es mayor con los filmes de animación, sobre todo por el alto costo de equipos y el software para utilizarlos, explicó Aguilar.

“Hay un trabajo constante, debes mantener el ritmo con equipos grandes por mucho tiempo”, dijo en conversación con BBC Mundo.

Por eso es difícil competir con grandes producciones. La filmación de Avatar, que se estrenó el mismo día que la película mexicana, costó casi US$400 millones.

El presupuesto de Nikté fue de US$2,1 millones.

El fondo del problema

Más allá del financiamiento, el mayor reto para los cineastas mexicanos es la exhibición de sus películas, le dijo a BBC Mundo Armando Casas, director del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC).

Estreno de Nikté en Puebla, México

El presupuesto de Nikté fue de US$2,1 millones.

En el país son pocas las empresas que aceptan distribuir obras nacionales, y cuando lo hacen mantienen poco tiempo los filmes en cartelera.

“Es una regla general, no importa si son buenas o malas producciones, o si tienen mucho o poco público. Las consideran un riesgo grande”, dijo Casas.

Además, la mitad de las ganancias de las películas es para las empresas que las exhiben; el 25% corresponde a la compañía que distribuye las copias y el resto del dinero es para gastos administrativos y de publicidad de la película.

El productor recibe, en promedio, el 12% de las utilidades, aseguró el director del CUEC.

Estas reglas se mantienen desde hace tres décadas, cuando el gobierno era dueño de todas las salas de cine del país y aplicó este sistema de distribución de ganancias para garantizar su operación.

La norma se conservó incluso cuando se vendieron las salas cinematográficas.

Cuesta arriba

Pero el dinero es apenas una parte del problema para el cine en México. Según Armando Casas, la mayoría de las productoras no apoyan proyectos novedosos.

“Pocas veces manejan géneros distintos a la comedia, el melodrama, o el cine de terror”, explicó.

Y a pesar de este escenario, el cine de animación crece en México, aseguró Soco Aguilar.

Cada año surgen dos películas de este tipo, y actualmente hay cinco en proceso de producción.

Pero lo más importante es que exista respuesta del público a estos proyectos, insistió.

Nikté, por ejemplo, tuvo más de 500 copias distribuidas por Universal Pictures, además de una intensa campaña de promoción en todo el país. Y sigue con problemas.

“Hagamos una reflexión de lo difícil que es hacer cine en el país, aún consiguiendo este respaldo. Si los mexicanos no decidimos ir al cine, ahí se acabó el esfuerzo”, dijo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.