El presidente no quiso regalos navideños

El presidente de Ghana, John Atta Mills
Image caption Atta Mills llegó al poder con la promesa de combatir la corrupción.

El presidente de Ghana, John Atta Mills, decidió no aceptar regalos de Navidad este año por temores de que tuvieran el propósito de corromperlo.

Una de las tradiciones navideñas en ese país de África Occidental es entregar canastas de alimentos u otros obsequios a las autoridades.

Sin embargo, un portavoz de Atta Mills explicó que el mandatario no quiso aceptar regalos para evitar que algunos esperaran favores a cambio.

El vocero, Mahama Ayariga, le dijo a la BBC que "algunas personas hacen regalos y sus intenciones son genuinas".

Pero "otras tal vez buscan establecer una relación que pueda, de algún modo, ejercer una influencia en decisiones de su interés que se pudieran tomar en el próximo año".

Según Ayariga "uno no puede distinguir los motivos por los que se hacen los obsequios".

Por esa razón, explicó, los regalos navideños fueron entregados a personas pobres o a niños huérfanos.

"Sin directivas"

Pero no todos elogian la iniciativa presidencial. Vitus Azeem, quien está al frente de la filial local de la organización Transparencia Internacional, opinó que la acción hará poco para frenar la corrupción entre los funcionarios gubernamentales.

"Su campaña tendría más sentido si hubiera dado directivas específicas a sus ministros y otros altos funcionarios" sobre la aceptación de regalos por parte de ellos, explicó.

Atta Mills llegó al poder en 2008 con la promesa de combatir la corrupción.

Ghana es visto como uno de los países más atractivos para los inversionistas en África Occidental particularmente por su estabilidad política y las perspectivas de su industria petrolera.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.