Benedicto XVI llama a la paz en 2010

Benedicto XVI celebra la misa de año nuevo
Image caption El papa habló durante lo que los católicos llaman el Día Mundial de la Paz.

El Papa Benedicto XVI hizo un llamado por la paz y la protección de la niñez durante una misa celebrada en el Vaticano para recibir el año nuevo.

Benedicto XVI dijo que la paz empezaba con el respetuo mutuo entre los pueblos, sin distinción de raza o de fe.

Señaló que las características compartidas por los niños, como la risa y el llanto, dejan claro que toda la humanidad son hermanos.

Para celebrar el Día de la Paz Mundial de la Iglesia Católica, el pontífice exhortó a los grupos armados a que "paren, reflexionen y abandonen el camino de la violencia".

"Respetad a los otros, sin distinción al color de la piel, nacionalidad, idioma, religión", dijo.

El líder de 1.100 millones de católicos en el mundo añadió que el valor del respeto debería ser enseñado desde temprana edad.

Recalcó que era cada vez más común que niños de diferentes naciones y trayectorias compartieran las mismas aulas.

"Sus caras son una profecía del tipo de humanidad que hemos sido llamados a crear: una familia de familias y pueblos", expresó el papa.

Las fotos de jóvenes envueltos en conflictos con caras "desfiguradas por el dolor y la desesperación" son un llamado silencioso a la paz, dijo el Santo Padre.

También hizo un llamado a cuidar más del medio ambiente, manifestando que la degradación del hombre conducía a la degradación del planeta.

Benedicto, de 82 años, habló en la Basílica de San Pedro una semana después de que fuera arrojado al piso en esa catedral por una mujer durante la liturgia de Navidad.

El pontífice salió ileso del incidente, pero un anciano cardenal francés se fracturó la cadera.

El Vaticano declaró que la mujer de 25 años se encontraba mentalmente inestable.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.