Santeros cubanos pronostican el 2010

Un grupo de santeros hizo sus tradicionales predicciones anuales en Cuba para el año que comienza, y predijo que 2010 será un año con cambios en la sociedad, la política y el poder, en el que morirán notables personalidades públicas.

Image caption La santería es una mezcla de la religión católica y de las prácticas tradicionales africanas.

La Comisión Organizadora de la Letra del Año, conformada por babalawos -sacerdotes afrocubanos- que desde hace 21 años emiten un pronóstico conocido como Letra del Año, divulgó en La Habana las predicciones con un marcado enfoque político y social.

La "Letra" augura que en 2010 ocurrirán golpes de Estado, bruscos cambios de sistemas políticos y traición en altas esferas de gobierno, al tiempo que existe peligro de guerras e intervenciones militares.

El sacerdote Lázaro Cuesta, uno de los miembros de la Comisión, resaltó que será muy importante la actitud política de los dirigentes, ya que existe el peligro de "luchas posicionales" y el temor a la destrucción en el mundo, aunque dijo que es posible evitarlo.

Cuesta explicó que es "inminente" que habrá noticias sobre la muerte de importantes estadistas, religiosos e intelectuales, cuyo prestigio convertirá su pérdida en "acontecimientos mundiales".

Los vaticinios también prevén serios problemas de contaminación ambiental, peligro de hambrunas y catástrofes marinas, así como enfermedades respiratorias, oftalmológicas, óseas y cerebro-vasculares.

"Cambio generacional"

Los sacerdotes, -que practican la Santería, una religión cubana con influencia africana- anunciaron su pronóstico anual luego de un ritual secreto en la noche de Año Nuevo en las afueras de La Habana, y sacrificaron gallinas y cabras antes del anuncio.

Uno de los líderes babalawos, Víctor Betancourt, se aventuró a decir que ya es hora de que una nueva generación asuma el poder.

"Los tiempos cambian, y las viejas generaciones deberían pasar su experiencia a los jóvenes, porque están mejor preparados", señaló Betancourt.

Sin embargo, rehusó a decir si sus pronósticos estaban dirigidos específicamente a los hermanos Fidel y Raúl Castro, que gobiernan Cuba desde 1959.

Pero, "muy pocos aquí han hecho semejantes demandas por un cambio generacional de manera pública", observa el corresponsal de la BBC en La Habana, Michael Voss.

Un grupo santero rival con lazos estrechos con el gobierno dio sus propios pronósticos, y dijo que 2010 será un año de mejoras en la salud, "posiblemente refiriéndose a la recuperación de Fidel Castro de una cirugía mayor", acota el corresponsal.

"Previsión controvertida"

La santería está muy enraizada en la sociedad cubana, donde cerca de un tercio de la población es de origen africano.

Image caption Los sacerdotes anunciaron su pronóstico anual luego de un ritual secreto en la noche de Año Nuevo.

Sus prácticas religiosas han sido generalmente toleradas por el gobierno comunista de la isla, en parte porque fue muy reprimida antes de la revolución cubana.

"Ésta es, por lejos, la previsión anual más políticamente abierta y controvertida que hayan dado los santeros", subraya el corresponsal Voss.

Con respecto a 2009, los santeros pensaron que sería un año de conflictos entre países vecinos y advirtieron de la necesidad de fomentar el respeto dentro de las familias.

En 2008, no pudieron pronosticar la salida de Fidel Castro como presidente de Cuba.

La santería es una mezcla de la religión católica y de las prácticas tradicionales africanas llevadas a Cuba por los esclavos.

Contenido relacionado