Hispanos y judíos: una alianza improbable

Capitolio en Washington
Image caption Judíos e hispanos se han aliado en el objetivo de obtener una reforma migratoria integral

En medio de la lucha por lograr que este año se apruebe una reforma migratoria integral, en Estados Unidos ha florecido una alianza política entre hispanos y judíos.

Lo que para muchos aparenta ser una alianza improbable entre dos comunidades que nunca antes habían mostrado intereses comunes y con trayectorias muy diversas, ya está dando resultados.

En momentos en que se complica la aprobación de la reforma migratoria, dos jugadores clave de la lucha se encuentran en el Capitolio.

El hispano Luis Gutiérrez ya presentó una propuesta ante la Cámara de Representantes.

Mientras, el demócrata de Nueva York, Charles Schumer, de origen judío, elabora un proyecto similar en el Senado.

Trabajo unido

Pero la alianza también se palpa a nivel local donde líderes comunitarios hispanos y judíos trabajan unidos para lograr la regularización del estatus migratorio de millones de indocumentados.

"Creemos que los inmigrantes enriquecen a esta nación económicamente y culturalmente", expresó a BBC Mundo Seth Brysk, director de la oficina de Los Ángeles del Comité Judío de Estados Unidos (AJC por sus siglas en inglés).

Brysk fue uno de los principales oradores durante el acto de lanzamiento de una ofensiva para lograr la aprobación de la reforma migratoria que se celebró en Los Ángeles en enero de este año.

"Una política de inmigración justa y generosa refleja nuestros más altos valores y es una afirmación de los principios sobre los que se fundó este país", afirmó este jueves a BBC Mundo.

Brysk recordó que es tradición judía que los "extranjeros son bienvenidos y valorizados, ya que en una ocasión fuimos extranjeros en la tierra de Egipto".

Explicó que como, también son inmigrantes, en su mayoría de primera y segunda generación, "los judíos estadounidenses tienen un sentimiento de obligación hacia quienes huyen de la persecución, desean reunirse con sus familiares, o desean participar en la libertad y oportunidad que ofrece esta nación".

Para la comunidad judía, la reforma migratoria sería beneficiosa ya que los recursos que ahora se dedican a perseguir a personas que lo que buscan es residir en este país y contribuir de forma pacífica, podrían destinarse a fortalecer los mecanismos de seguridad contra las amenazas terroristas, advirtió el líder judío.

Una alianza fuerte

Para la comunidad hispana, el apoyo de los judíos es sumamente valioso, aseguró a BBC Mundo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

La coalición participa en una mesa judía-latina que desarrolla diversas actividades en esta ciudad.

Salas -que define la relación entre las dos comunidades como "una alianza fuerte"- explicó que la comunidad judía "es un grupo fuerte religioso, organizado en base a su fe, que ha tenido mucha experiencia en cómo pelear en contra de grupos que no los han admitido como parte de esta nación".

Además, "es muy influyente en nuestro país. Tiene conexiones fuertes en el Congreso que nos ayudan a trabajar en nuestra agenda".

Pero Salas destaca también los resultados positivos de la alianza en el aspecto social dentro de la comunidad.

En junio del año pasado, la Fundación Ford otorgó a AJC US$500.000 para una iniciativa con el fin de crear impulso a favor de la reforma migratoria.

Como resultado, AJC ha convocado una serie de mesas redondas para debatir el tema de los inmigrantes indocumentados y las formas en que se podría resolver su situación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.