Regresa el ruido de los niños a Berlín

Niños
Image caption El ruido de los niños quedó protegido por la ley.

El Parlamento regional de Berlín, en Alemania, puso en vigor una ley aprobada el año pasado que permite a los niños hacer ruido natural, limitando las demandas y sanciones que pueden producirse al respecto.

En la capital alemana rige una estricta ley de emisiones, que incluye la contaminación acústica, que regula el ruido excesivo como el producido por el tráfico de automóviles o un taladro neumático.

La legislación contemplaba el barullo producido por los niños dentro de esa misma categoría de contaminación acústica.

Por iniciativa de la bancada Social-Demócrata (SPD, por sus siglas en alemán) se aprobó una enmienda a la ley para resaltar la tolerancia hacia el ruido producido por los niños en los parques, guarderías y escuelas.

"El ruido de niños jugando es una manifestación apropiada de la infancia y fundamentalmente tolerable en el interés de la preservación de su desarrollo", sostuvo en un comunicado el SPD.

La iniciativa se lanzó después de una serie de demandas contra bullicio el producido en jardines infantiles, que tuvieron éxito en los tribunales locales.

En 2008, en el distrito de Friedenau en Berlín, el centro infantil Milchzahn se vio forzado a cambiar de sede después de que un vecino se sintió molesto por el ruido y llevó el caso ante un juez.

La enmienda recién promulgada limitaría las denuncias contra estas instituciones y otros lugares donde se congrega la niñez.

La legislación del estado se convierte en la primera en contemplar de manera privilegiada los ruidos producidos por los niños.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.